Deportes, IVA, corrupción, televisión y más corrupción

Volvemos a otro lunes tras un fin de semana apasionante en lo deportivo. Al triunfo de Fernando Alonso en su debut en Ferrari y el podio completo de españoles en la Paris-Niza en ciclismo encabezado por Alberto Contador, tenemos que sumar las victorias de casi todos los españoles en sus encuentros tenísiticos en el torneo de Indian Wells en California.

Hoy ha comenzado una nueva semana en la que se van a utilizar profusamente unas siglas, IVA. El Congreso debate la subida del IVA para aliviar algo las arcas públicas a costa de los más desfavorecidos y así poder seguir despilfarrando dinero público a sus anchas gastándoselo en gilipolleces y chorradas. Lo de las subvenciones extrañas, raras, discutibles y sectarias, mejor no hablar. Necesitaríamos una entrada completa.

La subida del IVA es un mazazo a las pequeñas economías familiares más desfavorecidas porque es un impuesto que pagan todos: ricos y pobres.

Que le suban del 16 al 18% el IVA de productos básicos a gente que no tiene ningún problema para terminar el mes, pasará desapercibido, pero para una familia o unidad familiar, jubilados, pensionistas y ciudadanos que viven instalados como funambulistas en un finísimo alambre económico, les amenazará una vez más con lanzarlos al abismo.

Da igual lo que digamos, lo que digan los expertos económicos o lo que aconseje la situación porque la subida la decidirán los clientes de la cafetería del Congreso y de los bares y restaurantes aledaños, que curiosamente son elegidos para ¿representarnos? ante los dueños de los restaurantes colindantes.

Desde que estalló la crisis siempre he pensado que es una injusticia absoluta que los que menos hemos contribuido a ello, seamos los que más tengamos que arrimar el hombre, expresión típica estos días en boca de los que nunca han arrimado el hombro, lo arriman, ni lo arrimarán.

Les da lo mismo. Teniendo a una masa crítica de idiotas y gañanes anestesiados y en hibernación con falacias, mentiras, gilipolleces catódicas y fúrbol, mucho fúbol.

Por cierto, si eres seguido de la serie Perdidos/Lost y esperas a la cita de los martes en Cuatro, cambia el chip. Los responsables han decidido volver a cambiarla de emisión por enésima vez para ver si espantan a los pocos que la siguen viendo tragándose toneladas de publicidad, los masocas, vamos.

Si quieres ver la serie completa y subtitulada sólo unas horas después de su emisión en Estados Unidos, te dejo el enlace en donde podrás seguir los capítulos sin tener que estar pendiente de las decisiones de los responsables de cambiar los horarios a su antojo.

Hablando de otras cosas, el ministerio de Medio Ambiente ha tenido que echar manos de sus censores para eliminar 2 minutos de un documental que había financiado por 1.292.874 euros, para retirar las referencias a la corrupción en el litoral. Ya sabes, ojos que no ven, idiotas que no se enteran. Es de manual.

Por cierto, los protagonistas de la corrupción en España siguen fieles a su cita una semana más. Hoy ha sido un ex conseller de Turismo de Baleares. Los corruptos si que están arrimando el hombro. Con sus trapicheos, estafas, malversaciones y demás delitos siguen dando trabajo a periodistas decentes que no se cortan a la hora de denunciar estos hechos.

Y como última hora que acabo de leer, El Gobierno ha decidido disolver la empresa Seguros Mercurio del representante de la CEO, Díaz Ferrán, el de Air Comet, el de los contratos basura. Sí, ese mismo.

Y el famoso caso del presidente del Gobierno de Canarias viajando entre islas con el helicóptero del servicio de Urgencias médicas, mientras los ciudadanos se mueren en las puertas de los ambulatorios por falta de personal, es según ha declarado, matería reservada.

Si tenemos en cuenta que ya se utilizó un helicóptero de estas características para la retransmisión de un partido del Tenerife a cargo de la Televisión Autonómica Canaria y a todo el mundo le pareció una idea fantástica, no hay que añadir mucho más.
¡Menuda gentuza tenemos que padecer en estas islas!

La imagen la encontré en Almagriss.

1 comentario: