Tertulias del Mundial de Rusia 2018 en Radio Esperantia. Las grandes favoritas pinchan en sus primeros partidos

Continuamos con las Tertulias del Mundial de Rusia 2018 en Radio Esperantia con los comentarios y las opiniones de los últimos partidos disputados. Las sorpresas del inicio de este mundial son los pinchazos de la mayoría de selecciones favoritas que generan muchas dudas tras sus enfrentamientos con equipos a priori menos experimentadas.

A falta de 2 días en los que se completará la primera jornada de la totalidad de los grupos, las selecciones que en un principio apuntaban a lo más alto, deberán empezar a ponerse las pilas y el mono de trabajo porque en este Mundial de Rusia, salvo quizás la selección de Arabia Saudí, está mostrando un nivel muy equilibrado, lo que redunda en mucha más vistosidad y emoción en todos y cada uno de los partidos.

En la tertulia de hoy estuvieron David, Javier y Kevin, comentando y dando sus impresiones sobre los últimos encuentros.

El programa puedes descargarlo o escucharlo a través de este enlace y también en el Canal 2 de Radio Esperantia.

La imagen la encontré en Google.

Tertulias del Mundial de Rusia 2018 en Radio Esperantia. Grupos A y B comienzan a clarificarse

Como cada cuatro años seguimos fieles a la cita que ya comenzamos en 2006 en el Mundial del año 2006 en Alemania. Este 2018 la cita es en Rusia y seguiremos reuniendo a aficionados de distintos países para comentar los partidos del campeonato.

En esta primera entrega de las Tertulias del Mundial 2018 en Radio Esperantia David Saavedra conduce la tertulia que ha contado con Javier y Kevin para comentar las dos primeras jornadas.

El espacio puedes descargarlo o escucharlo en este mismo enlace o a través del Canal 2 de Radio Esperantia.

La imagen la encontramos en Google.

El adiós de Rajoy, una muerte política anunciada

Esta mañana cuando escuché a Mariano Rajoy anunciar el abandono de sus cargos al frente del Partido Popular reconozco que me costó creerlo porque seguía pensando que su contumacia y el autoengaño le motivaría para continuar todavía algún tiempo más al frente de un cadáver político, que es justo en lo que se había convertido el PP en los últimos años.

Bajo mi punto de vista, Rajoy tras su derrota en las elecciones del 2004, tras los atentados del 11 de Marzo, pensó que había sido sólo un traspiés y que su política seguiría siendo válida y que por ello merecía la pena pasar cuatro años en la oposición para intentar de nuevo su asalto al poder en 2008, pero los vientos de cola seguían guiando a la economía española y el Gobierno de Zapatero, incluso con sus errores, seguía contando con el apoyo del electorado y nada hacía presagiar que este rumbo cambiara y diera un giro como para desalojarlo de la Moncloa.

Erróneamente Rajoy pensó que el problema era su ideología de derechas y tras perder las elecciones aquel año, decidió dar un giro copernicano a su discurso: Empezó a abandonar a su electorado de derechas y se fue centrando en el espectro político, incluso en muchos casos compitiendo con el PSOE por su electorado. Una oposición mucho más blanda y de guante blanco, lo convirtió en ese tipo de dirigentes que no se meten en charcos, que no manchan, que no se mojan y que poco a poco se van haciendo con el electorado de centro. 

A Zapatero a partir de su segunda victoria en 2008, dejaron de mimarlo los astros y entonces se desencadenó la gran crisis económica que acabó con el crédito de Zapatero, lo sumió en la incoherencia y en el gasto descontrolado y le hizo un gran roto en las encuestas.

Rajoy observaba que empezaba a liderar con ventaja la intención de voto y en lugar de entender que sus apoyos se debían más al hastío por las políticas a las que tuvo que hacer frente Zapatero por la crisis, todo era mérito suyo por haber dado un giro de timón a su ideología. Craso error. 

El año 2011 ganó las elecciones con mayoría absoluta y siguió pensando que todo se debía a sus logros, su giro ideológico y no a los errores de Zapatero y ese fue su fin. A partir de entonces empezó su verdadera debacle porque fue abandonando a sus verdaderos electores y sus votantes prestados también salieron huyendo despavoridos hacia posiciones y formaciones más claras ideológicamente hablando.

Rajoy realmente no ganó las elecciones de 2011, tampoco las perdió Rubalcaba, con quien se medía en aquella ocasión. Esos comicios los perdió Zapatero sin presentarse, aunque Rajoy erróneamente pensó que sólo y únicamente él era el artífice de semejante triunfo.

El resto ya se conoce. En las elecciones de 2015, caída en picado de los Populares, que obligaron a repetir las elecciones y de nuevo otro revés. En estas elecciones la irrupción de Ciudadanos y Podemos con las ideas mucho más claras, hicieron el resto. 

Rajoy comenzó a morir ideológicamente en su cambio de rumbo en 2008, tras las elecciones. Ha sido una muerte lenta que lo ha llevado incluso al Gobierno, pero su partido estaba ya en otro lugar, muy lejos de lo que normalmente debe ocupar un partido de la Derecha. 

En esta nueva etapa que tenemos por delante va a ser interesante comprobar si el PP entiende el mensaje, se rearma ideológicamente y empieza a hacer política para sus votantes naturales o sigue contumaz hacia otra nueva derrota. En su espectro ideológico ahora tiene que competir con Ciudadanos e incluso más a la derecha con VOX. Si optan por escorarse demasiado al centro hasta confluir con el electorado del PSOE, pueden incurrir en el error que ya hemos visto en varios países de Europa, donde las formaciones tradicionales prácticamente han desaparecido.

Pedro Sánchez igualmente debería entender claramente que ni él ni el PSOE han ganado el Gobierno de España, lo ha perdido claramente Rajoy con sus errores. Si quiere dar un paso más para consolidar lo obtenido, deberán también encontrar su espacio en la Izquierda para dejar de competir con Podemos y armar una verdadera Izquierda fiel a sus principios. Los tiempos que tenemos por delante se me antojan muy interesantes.

La imagen de Rajoy la encontré en Google.


Victoria pírrica

Desde este sábado tenemos nuevo presidente en el Gobierno de España. Pedro Sánchez, líder del PSOE consiguió poner de acuerdo a un variopinto conjunto de formaciones para echar a Mariano Rajoy de La Moncloa. 

Lo que podría suponer una gran victoria es todo lo contrario. De hecho estuve tentado para felicitar a Sánchez por su flamante presidencia, pero lo pensé mejor y le di mis condolencias por todo lo que se le avecina que viene a ser algo así como una victoria pírrica que le supondrá muchos más quebraderos de cabeza, que parabienes, eso si no acaba con su partido en los más o menos dos años que tiene por delante en la legislatura.

Desde hace años que me dedico a comentar y desgranar la actualidad, sobre todo internacional, descubrí que el mejor modo de tratar cualquier tema, y mucho más en el ámbito político y geoestratégico, es buscar la perspectiva e intentar comprender todos los puntos de vista de los actores protagonistas de cada caso sin entrar en valoraciones sectarias o partidarias porque he llegado a la conclusión de que nadie es malo per se o viceversa. Cada uno de los actores actúa en distintas circunstancias con arreglo a sus intereses y no porque sean bueno o malos, sino porque en cada momento puntual están más interesados en una opción o en otra. 

En el caso que nos ocupa, me he acordado desde el primer momento en la batalla de Heraclea, entre el ejército de Pirro y los romanos, donde el propio rey de Épiro acuñó la frase que da título a este artículo, cuando aseguró que una batalla más como esa, le obligaría a volver sólo a casa.

Sánchez ha llegado a la Moncloa con la ayuda de dos docenas de partidos secesionistas, golpistas, proetarras y populistas con intereses diversos y cuya única meta es desmembrar España. Sánchez se ha convertido en un funambulista sin pértiga que, haga lo que haga, dañará gravemente a su partido y quizás también a sus socios porque las exigencias divergentes de unos y otros terminarán pasándole factura.

Rajoy y el PP en el Gobierno, lejos de pensar que ha sido algo benéfico para el país, no ha hecho más que alargar las políticas suicidas de Zapatero y, en el aspecto económico endeudarnos por encima del 100% del PIB, algo que será una losa muy pesada en el futuro para cualquier gobernante, incluído Sánchez.

En la tertulia del viernes del programa El Contador de Radio Internacional y también en el análisis que realicé para Hispan TV Nexo Latino, ya dije que Sánchez antes de tomar posesión se enfrentaba a cinco o seis problemas muy graves con los independentistas, que ya le exigen desde Cataluña dejarles seguir hacia la república catalana y desde el País Vasco, culminar su hoja de ruta hacia el autogobierno. 

Cualquier concesión que les dé a los separatistas, minará las bases del PSOE, que no están dispuestos a permitir que los independentistas sigan avanzando, pero si se opone a las concesiones, no podrá contar con los apoyos legislativos que le han llevado a La Moncloa. 

Hoy domingo incluso el PP ya ha dado a conocer que vetaría los presupuestos aprobados con el PNV, lo que dejará a Sánchez de nuevo colgado de la brocha porque el PP tiene mayoría en el Senado y cuando se consigan votar y vuelvan al Congreso para su posterior aprobación definitiva, contendrán una serie de cambios que no gustarán ni a PNV, ni a Podemos, ni al resto de grupos que lo han convertido en presidente.

Sánchez también se enfrenta un grave dilema con la convocatoria de elecciones. No le van bien las encuestas que siguen ratificando un estancamiento e incluso bajada del PSOE, pero tampoco puede demorarlas demasiado porque cada día que pase en el Gobierno intentando hacer malabarismos para contentar a todos o a la mayoría de los que lo han apoyado, redundará en un retroceso en sus apoyos a la hora de depositar el voto en las urnas. 

Todo esto unido a sus contradicciones e incoherencias, le van a crear tales problemas que no sé ahora mismo como podrá resolver, pero él ha elegido estar en esa situación y es su tarea dilucidarlos.

Rajoy ha terminado muy tocado por su comportamiento durante su última etapa en el Gobierno y al frente del PP y su partido deberá decidir si opta por el recambio cuanto antes o decide lanzarse al precipicio detrás de su líder, como cuenta la falsa leyenda urbana de los lemmings.

Nos enfrentamos a un periodo muy interesante y quizás convulso en la gobernabilidad de España y hay mucho en juego. Veremos si Pedro Sánchez consigue sacar varios conejos de su chistera para resolver todas las complicaciones que se le vienen encima o termina dejando a su partido mucho peor que cuando entró en La Moncloa.

Además el nuevo presidente llega al Gobierno habiendo dicho que nunca llegaría a través de una moción de censura apoyada por independentistas, algo que ha incumplido al llegar a La Moncloa con esos mismos apoyos y pende sobre él la sentencia de los ERES de Andalucía, donde presumiblemente tras el auto lo colocarán casi en el mismo punto en el que se encontraba Rajoy con la Gürtel y por lo que fue censurado.

La imagen la encontré en la Agencia EFE.


Revista Radio Esperantia: Debate sobre medios de comunicación

Volvemos con una nueva edición de la Revista de Radio Esperantia y en esta ocasión hemos tratado un tema de actualidad sobre aquellos que se dedican o nos dedicamos precisamente a llevarte esa misma actualidad: los medios de comunicación.

En una interesante y animada velada hemos debatido en esta tertulia el estado actual de los medios, sus relaciones con el poder, tanto gubernamental como empresarial, la independencia periodística, así como los cambios que están afectando a todos los actores tras el despegue de la tecnología, las redes e Internet.

En el programa han intervenido el periodista Eugenio Narbaiza, el abogado y diputado del PP José Vicente Mari Goso y el experto en medios de comunicación Carlos López. Todo ello realizado y presentado por Fran J. Saavedra

El programa que se emite en el Canal 2 de Radio Esperantia puedes seguirlo a través de este enlace o descargarlo como formato podcast.

Revista Radio Esperantia: Entrevista del periodista Eugenio Narbaiza al responsable de los Presupuestos Generales Jaime de Olano

Un día más seguimos pegados a la actualidad en la Revista de Radio Esperantia y en esta ocasión nos hemos centrado en los Presupuestos Generales del Estado que el Gobierno debe presentar para su debate y aprobación en las próximas fechas.

El amigo y colega Eugenio Narbaiza entrevista al responsable de llevar a cabo este trámite y, en definitiva, de que los nuevos presupuestos lleguen finalmente a su destino en el Congreso y sean aprobados en la Cámara Baja.

El espacio puedes seguirlo a través del Canal 2 de Radio Esperantia o en este mismo enlace en formato podcast.

Feliz Navidad 2017 desde Crónicas de Esperantia y Radio Esperantia

El tiempo pasa muy deprisa y ya, como el que no quiere la cosa, nos disponemos a conmemorar un año más el nacimiento de Jesucristo y por extensión, toda nuestra civilización occidental basada en el cristianismo.

En un mundo cada vez más caótico, más confuso y cargado de una y mil incertidumbres que nos acechan cada día, el mejor consejo es intentar hacer lo posible por hacer felices a los demás y con ello a nosotros mismos, que todo va en el lote completo.

Estos 365 días nos han traído una serie de experiencias de todo tipo a las que se sucederán las que llegarán a partir de esta noche.

Un año más te deseo que esta noche y todas las siguientes, sean venturosas y estén cargadas de lo mejor para ti y los tuyos.

Feliz Navidad 2017 te deseamos desde Crónicas de Esperantia y Radio Esperantia

Una de series. Babylon Berlin, excelente retrato de la Repúbica de Weimar

Si quieres pasar un buen rato, disfrutar de una buena serie y conocer algo más sobre el periodo de entreguerras en la Alemania del siglo XX, te recomiendo una excelente producción alemana que conforme se va conociendo, está granjeándose las mejores críticas y una aceptación sin precedentes en una historia de estas características.

Babylon Berlin es un completo análisis de una época, la República de Weimar, en la que el caos, la miseria, la creatividad, la innovación, las intrigas y la inestabilidad política, forjaron unos años extraños, aunque muy interesantes en los que se fraguó con el paso del tiempo, lo que desencadenó en la Segunda Guerra Mundial.

La serie se construye desde la base de un caso policial, sus protagonistas y el entorno, que tiene un gran protagonismo en una cuidada ambientación hasta el último detalle. Paisajes urbanos, muebles de época, vestuario, música y efectos visuales y sugerentes tramas que te enganchan desde el primer capítulo.

La producción consta de dos temporadas ya rodadas y emitidas y sin posibilidad de una tercera porque la obra se basa en las novelas con principio y final del escritor alemán Volker Kutscher. Cuando terminas de ver el último capítulo echas de menos algo más, pero quizás las series que terminan bien y te dejan un buen sabor de boca, se paladean mejor que las que, aún siendo muy buenas, se eternizan hasta su decadencia.

Si todavía no la has visto, te la recomiendo. La encontrarás por ahí fácilmente en cualquier plataforma. 

La imagen pertenece a una secuencia de la serie.