El presidente del Gobierno de Canarias y sus vuelos entre islas con el helicóptero de Urgencias

A principios de la semana pasada recuerdo que tuve una conversación en la que hablábamos del tema en una conversación. Ese caso tan vergonzoso que protagoniza una vez más el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, uno más de los desvergonzados que pululan por la política de estas islas.

El hecho es que el presidente del Gobierno de Canarias usa un helicóptero que normalmente se destina a Urgencias, traslados de enfermos graves a hospitales, etc, para sus viajes entre islas.

Como los miserables que se han creado un cortijo particular en Canarias, con una forma de hacer política y de servir a los que les pagan bastante curiosa, desprecian al resto de los ciudadanos hasta el punto de matarlos en urgencias, como ocurrió en diciembre o privarles de un helicóptero que debe estar en todo momento operativo para el uso que debería tener.

A mi me parece vergonzoso, pero ya no sé qué pensar. El protagonista de la historia dice que su agenda es muy apretada y que tiene que viajar algunos días a varias islas y que por ello necesita ese transporte. Eso debería decírselo a los enfermos graves que morirán, han muerto o están muriendo porque el helicóptero se está usando para sus viajes.

La solución es usar las líneas regulares, que por cierto, en las islas tienen una frecuencia mas que aceptable, o crearse una agenda más adecuada.

Este individuo precisamente fue el que dio la voz de alarma. El caso no se destapó porque el periodismo de investigación hiciera sus honores, no. Fue el mismo Paulino Rivero el que se quejó de tener que esperar demasiado en uno de sus vuelos.

Los controladores aéreos explicaron lo sucedido y se descubrió todo el pastel. El vuelo de un helicóptero de urgencias lleva un plan de viaje con unos códigos de preferencia, pero al no llevar heridos o enfermos graves, los protocolos cambian, como fue el caso y como explicaron los propios controladores que fueron injustamente acusados por Rivero de ser los culpables de su retraso.

La prensa nacional se ha hecho eco de la noticia y te puedes imaginar lo que piensan. Menos bonito, le dicen de todo.

Dentro de lo malo, me consuelo pensando que no han llegado más allá. Tal como se comportan este tipo de individuos despreciando a los ciudadanos, igual cualquier día dan un paso más y convierten los hospitales en casinos y a los facultativos en croupiers. Seguramente tampoco han pensado en apropiarse de las ambulancias medicalizadas para sus traslados.

El resto del Gobierno sigue a su bola. El consejero de Empleo se lava las manos con el escandaloso caso Fundescán, el de Medio Ambiente ya está preparando en el Parlamento una nueva canallada al rebajar de un plumazo cientos de especies protegidas para que sus colegas puedan construir un Puerto en Granadilla, en contra de dictámenenes científicos y biológicos. La Justicia ya les paró los pies hace un tiempo, pero nada más fácil que modificar la ley y asunto arreglado.

Y la consejería de matar a ciudadanos canarios sigue a su ritmo. No tiene exactamente este nombre, pero es lo que suele hacer: dejar que la gente se muera miserablemente. Ya te comentamos por aquí un caso hace algún tiempo, pero, según los datos hay muchísimos más. Ya son 1.500 dependientes canarios que han muerto sin recibir la ayuda de dependencia.

¿Y crees que algo de ésto les importa? Les importa un pimiento. Mientras tengan sus factorías de creación de idiotas, analfabetos y gañanes, podrán conseguir la masa crítica de votos que les permitan seguir mandando en el sistema feudal que se han montado unas cuantas sectas de políticos que dan ganas de vomitar y que están arruinando a todos los canarios. Hace ya tiempo que somos campeones nacionales del paro. Por cierto, ¿dónde meten todo el dinero que el Estado Central y la UE pone en sus manos para crear empleo?

En fin, que es lo que hay. Si vas a necesitar el helicóptero de urgencias, te aconsejo que consultes antes la agenda del presidente, no vaya a ser que algo tan prioritario para Canarias como los viajes de este señor para hacerse fotos, te prive de algo tan secundario y de tan poca importancia para esta gentuza como tu vida o la de tus seres queridos.

Y luego hay algunos que me dicen que todo esto es demagogia. Cuando me demuestren que la vida de una persona vale menos que el viaje de un señor, quizás lo entienda.

En la imagen unos niños posan junto al vehículo de transporte del presidente del Gobierno de Canarias. La encontré en Blogspot.

1 comentario: