La desidia del Gobierno de Canarias mata a otro ciudadano a las puertas de Urgencias

Este fin de semana hemos conocido otro de esos hechos lamentables con los que seguimos constatando que al Gobierno de Canarias sus ciudadanos les importan un pimiento, los trata como si fueran ganado y sigue dejando un reguero de mártires en el camino.

José Mendoza, canario de 72 años murió a las puertas de un centro de Urgencias en La Gomera, después de que su familia intentara infructuosamente que la enfermera, un celador, un médico o alguien abriera la puerta para atenderlo.

En la zona tenía que haber una ambulancia medicalizada o una UVI Móvil, pero no estaba porque el dinero que costaba está en la factoría de corrupción, analfabetización y despilfarro de la Televisión Canaria. En Urgencias tenía que haber al menos un médico, pero no estaba ahí porque el dinero que costaba mantener esa plaza, está en la fábrica de mentiras y de banalidades de la prescindible Policía Canaria. Ya hay tres Policías en Canarias ( Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local), pero el Gobierno de Canarias quiere su Guardia Pretoriana y para crearla y mantenerla tiene que recortar de otras partidas. El Servicio de Urgencias debería estar abierto las 24 horas, pero algún ladrón se llevó ese dinero que es de todos los ciudadanos y debería estar, entre otras cosas, para cubrirnos las necesidades sanitarias a cada uno de los que vivimos en Canarias, independientemente de la isla.

Como la Sanidad Pública conlleva demasiado gasto y este Gobierno considera a los canarios poco más que ganado, les importa un bledo que muera la gente en la calle, mientras puedan mantener su aparato de analfabetización con la Televisión canaria y su Policía de la nada y para nada.

Los dos partidos que ocupan el Gobierno de Canarias, Coalición Canaria y PP, tienen claro que a los canarios les da lo mismo morir en medio de la calle, mientras puedan tener su vomitiva televisión funcionando, manejando cuantiosos fondos públicos que despilfarran o regalan directamente a los de sus sectitas.

Ahora, si los canarios prefieren tener una televisión nauseabunda en la que se dilapida dinero a espuertas y donde sólo se defecan zurullos para analfabetos y se manipulan las informaciones para lavarle el cerebro a mentes con evidentes síntomas de malformación, me callo. El pueblo es soberano y puede votar tanto al que va a resolverle los problemas, como al que los mata por las calles, reduciendo el presupuesto de algo tan básico como la Sanidad.

Ya sólo me queda expresar mis condolencias a la familia de José Mendoza y esperar a que llegue el próximo mártir del Gobierno de Canarias. Con su actitud despilfarradora, de gastos supérfluos, de corrupcion generalizada y de maltrato de los ciudadanos canarios, el que llegue una próxima víctima es cuestión de días.

De los verdaderos profesionales de la Sanidad canaria no tengo nada que objetar. Conozco varios casos y sé que hacen todo lo humanamente posible, mientras los politicastros de medio pelo, intentan torpedear su labor.

A la familia le recomiendo encarecidamente que se vaya a los Tribunales a denunciar el fallecimiento de José. Sólo recordarles que los derechos de un ciudadano en los países avanzados, vienen incluidos en la Constitución y se respetan. En España, esos mismos derechos debes peleártelos en los Tribunales de Justicia.

La Consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias se llama Mercedes Roldós y tiene la cara tan dura como ves en la foto. Una cara tan dura que le impide dimitir por este escándalo con un muerto canario por denegación de auxilio de la Consejería que preside.

Como vivimos donde vivimos, al contrario de dimitir, seguramente la ascenderán. Igual la ascienden a presidenta del Gobierno de Canarias, al presidente del Gobierno de Canarias lo ascenderán a presidente del Gobierno de España, a ZP lo ascenderán a Rey de España y al Rey de España lo ascenderán, qué menos, a Emperador.

La imagen de la fotografía del mártir fallecido sobreimpresionada en la puerta del servicio de urgencias donde falleció, la encontré en La Opinión de Tenerife.

33 comentarios: