La lotería de Navidad vuelve otro año más para alegría de los milagreros españoles

Ya llegamos otro año más al 22 de Diciembre y, como es habitual en España, comienza el pistoletazo de salida para la orgía de Navidad.

Los milagreros españoles, esos que creen que su futuro se encuentra sólo en los números, como en LOST, ya se frotan las manos después de haber hecho acopio de amuletos varios, talismanes y el resto de parafernalias para este señalado día.

Te puedo asegurar que a mi no me tocará la loteria de Navidad de este año. No es que tenga mala suerte, sólo que nunca compro números para este sorteo y eso que me ahorro cada 22 de Diciembre. Otra cosa sería que me encontrara tirado por la calle algún décimo premiado que no dudaría en recoger. Eso si sería una suerte, ¿eh?

Lei hace tiempo una encuesta en la que los consultados aseguraban que si les tocara un premio gordo de la lotería seguirían trabajando. Me hubiera sorprendido hace tiempo, pero hablando de españoles, tal como somos, con cambiarte adecuadamente el chip, puedes comprendernos perfectamente.

La mayoría de los encuestados tenían un trabajo de puta madre, unos compañeros de ensueño y unos jefes celestiales que les ataba a la empresa como a una gran familia, aunque no necesitaran el sueldo.

Quizás la clave esté en que el ciudadano medio no sabe que hacer con su tiempo libre y les entra el aburrimiento pronto. Yo, en caso de que me encuentré un décimo premiado de hace dos o tres párrafos, cambiaría bastante mi vida. Sobre todo dispondría de mucho más tiempo para hacer un montón de cosas que me gustan, leer un montón de libros que tengo pendientes, hacer un montón de viajes que todavía me quedan y seguir disfrutando de la vida que llevo, de la que estoy bastante contento.

Pero, hagamos números y analicemos las posibilidades que tienen los que no han hecho como yo y han comprado sus números que les pueden cambiar la vida: En un bombo grande hay 85.000 bolas con los números y en otro más pequeño hay 1.787 bolas con los premios.

Por cada número que tengas tienes 47,56 posibilidades de que salga premiado. Aunque no es lo mismo que te toquen los premios de consolación, llamados pedreas, o el gordo que cotiza a 3 millones de euros por serie de 10 números. Un décimo se premia con 300.000 euros.

Durante mi época de periodista de calle, cubrí varios años el sorteo y siempre ocurre lo mismo. Hay circunstancias que varían poco. Sólo los números, las ciudades y las imágenes. El resto es igual. En alguna ocasión reté al Redactor Jefe del periódico a hacer la información del sorteo varios días antes con datos, anécdotas, vivencias, etc, sólo dejando los huecos para los números y las ciudades y me equivoqué muy poquito.

Siempre hay un bar que es el centro de la fiesta de la localidad en la que toca. Rueda el champán o cava. Alguien que vive en otra ciudad ha resultado agraciado porque compró un número en la ciudad afortunada en vacaciones o se lo trajo un amigo. Siempre hay una gran empresa, fábrica, oficina o gran colectivo premiado al retail con participaciones de poca monta. Siempre hay alguien que no compró el número que resultó agraciado y que se repartió entre toda su familia, amigos, empresa, asociación o colectivo. Siempre hay alguien loco de contento, al que luego le preguntan y confiesa que le ha tocado la friolera de 3000 euros.

Según las últimas noticias la venta de lotería de Navidad de este año ha sido similar a la del pasado 2008: El milagrerismo español en todo su esplendor, a pesar de la crisis.

En El País hay un especial muy completo sobre la lotería de Navidad. En Twitter te informarán si resulta premiado tu décimo. Y si vas conduciendo por Madrid, las pantallas gigantes de la M-40 te informarán al detalle de los números premiados. En ABC también encontré un especial muy interesante.

Al que no creo que le resuelva el futuro aunque le toque el gordo es al Presidente de la CEOE, los empresarios españoles, que hoy ha anunciado el cese de actividad de su empresa, Air Comet.

Sólo llevaba 7 meses sin pagarle a sus más de 600 empleados y era el referente de las negociaciones empresariales con los sindicatos. Ya te puedes imaginar cómo está el patio. Los sindicatos pesebreros de cabecera del Gobierno tampoco es que se distingan por su implacable defensa de los trabajadores, de modo que las fuerzas estaban compensadas. El imperio del servilismo, de la mediocridad y de los inútiles volvió a reinar como siempre.

1500 personas que se han quedado colgadas en diversos aeropuertos estoy seguro que le desearán que le toque el gordo al inefable Díaz Ferrán y estoy convencido de que le felicitarán las navidades como se merece.

La imagen de dos niños de San Ildefonso, encargados de extraer las bolas en el sorteo, la encontré en La Estrellita de YeYe.

2 comentarios: