El dependiente al que el Gobierno de Canarias le negó todo, muere en Tenerife

El Gobierno de Canarias puede marcar una nueva muesca en su culata de ignominia de su exitosa carrera por seguir tratando como perros a los ciudadanos de la comunidad.

José Eulalio García, dependiente de 66 años, ciego, con un pie amputado y con necesidad de someterse periódicamente a diálisis murió esta semana en un hospital de Santa Cruz de Tenerife después de que se le hubiera negado una vivienda que le liberara de la agonía, en su estado, de tener que subir y bajar a mano 84 escalones para poder seguir sus tratamientos.

Hace dos años tenía aprobada la situación de dependiente, pero nunca llegó a recibir ningún dinero.

El Gobierno de Canarias sigue usando el comodín del tiempo que tan bien le funciona. Alarga hasta el infinito los trámites a la espera de que los dependientes vayan muriendo y acabe su problema. Algo similar hacen con el Servicio Canario de Salud. Conozco varios casos de personas mayores con dolencias cardiacas que si hubieran esperado hasta el momento que les tocaba visitar al especialista del sistema público de salud, estarían ya criando malvas.

Como conocen los trucos del Gobierno de Canarias, acudieron a la Sanidad Privada y así evitaron su muerto. Me parece lamentable.

De José Eulalio ya hablamos hace poco en el blog con la indignación que te puedes imaginar. Creo que algo chungo está pasando en esta sociedad cuando admitimos que los que administran nuestro dinero nos nieguen como ciudadanos todo, mientras ellos viven por encima de sus posibilidades con todo lo que nos pertenece a todos.

Me ahorraré algunas metáforas más que tenía cargadas. Juzga por ti mismo, pero el sistema de corruptocracia que padecemos en esta Comunidad Autónoma no deja de sorprendernos cada día.

Y no hay excusas que valgan, señores del Gobierno. Si no son capaces de atender las necesidades básicas de los ciudadanos, váyanse a sus casas y dejen de matar a la gente con sus omisiones, irregularidades, corrupciones, malversaciones y mediocridad, cuando no maldad manifiesta.

Eso, si, no te preocupes porque este año la Champions se juega en la Televisión Canaria.

La imagen corresponde a un boceto del dramaturgo francés Antonin Artaud sobre el Teatro de la Crueldad. La encontré en Cylcultural.


3 comentarios: