La Guardia Pretoriana del Gobierno de Canarias se estrena con su primera misión especial

Los incompetentes, vividores e inútiles que padecemos en el Gobierno de Canarias, siguen con sus canalladas primavera verano, tal como te anunciábamos hace unos días.

Como queda mal visto por la ciudadanía robar directamente el dinero de la caja común de todos los canarios, algo que incluso algunos jueces condenan y recriminan, algo tienen que inventarse para que los familiares, amiguetes y gentuza afín a los dos partidos de la secta que ahora mismo gobierna Canarias, Coalición Canaria y Partido Popular, puedan mantener a sus pesebreros de confianza, pelotas, fanboys y demás chusma que los apoya e incluso idolatra.

La creación de un cuerpo supérfluo, inservible, absolutamente prescindible y sin ninguna razón de ser era una apuesta muy apetecible para sustraer el dinero de los bolsillos de todos los canarios e introducirlo en el de algunos pocos, como para dejarla pasar. La Televisión Autonómica ya la está usando para esos mismos fines y las decenas de empresas público-privadas, privado-públicas en las que pagan los favores a sus secuaces los impresentables del Partido Popular y Coalición Canaria.

El fin último es robar el dinero de todos los canarios para repartirlo entre unos pocos. De momento lo están haciendo muy bien. La Televisión Canaria, La Policía Autónomica de Canarias y todas las empresas públicas que han crecido como hongos a la vera de politicastros sin ética ni vergüenza son los medios.

La primera misión especial de los pretorianos de Paulino Rivero, la Policía autonómica de Canarias ya argumenta a las claras la razón de ser de algo que sólo nos costará dinero, gastos innecesarios y más pelotas y pesebreros que vivirán a nuestra costa.

Unos cuantos agentes de este cuerpo se encargarán de acompañar a la virgen de Las Nieves en su famosa bajada de la isla de La Palma. El resto harán servicios de "estar en la calle", según asegura el portavoz del Gobierno.

Supongo que habrán considerado que una misión tan peligrosa como el adentrarse en un territorio tan hostil como una procesión, requería los servicios especializados de un cuerpo altamente cualificado y preparado para el peligro, el riesgo y las situaciones extremas.

La apuesta de la secta que nos gobierna en Canarias de cara al futuro es clara y la hemos entendido muy bien: Gastar en gilipolleces y en pagar a todos sus pesebreros y dejar morir en urgencias al resto de la ciudadanía, siempre que consigan sobrevivir como dependientes, antes de que les llegue su muerte como a perros.

Algunos me dicen que soy demagogo con el Gobierno. Seguramente no saben ni lo que esta palabra significa, pero creo que hablar de la cruda realidad a la que nos condena este gobierno infame, es incluso saludable.

Pregúntale a cualquiera de tus familiares, amigos o vecinos qué prefieren: ¿Tener una televisión autonómica y una policía autonómica y echarse en brazos de la suerte ante un asunto de Urgencias o de dependencia o tener garantizados los servicios mínimos plenamente y no tener una televisión vomitiva y una policía inservible, cuyas funciones ya las asumen tres cuerpos distintos en cada ciudad?

Por último una consideración: Cualquiera de los agentes que hayan ganado su puesto en este cuerpo inservible con su esfuerzo y por oposición, enhorabuena y adelante, aquellos que están ahí por el colegueo corrupto de los de siempre, que sigan arrodilados ante sus amos. Puestos a pensarlo es una forma de vivir como otra cualquiera.

La imagen de dos arrojados agentes pertrechados para su peligrosa misión, la encontré en Canarias Bruta.

1 comentario: