Los dependientes mueren en Canarias sin recibir las ayudas

Hablar a estas alturas de crisis ya no llama la atención a nadie, pero existe otro tipo de situaciones que también son críticas y que surgen en cualquier momento de la vida al margen del componente económico.

Me ha parecido dantesco, vergonzoso e inadmisible lo que está haciendo el Gobierno de Canarias con las personas dependientes, unos seres humanos, españoles y canarios que no han elegido el presente que viven y al que por ley tienen derecho a una protección.

Como he dicho en tantas ocasiones, en nuestro país e incluso más en nuestra comunidad autónoma los derechos son algo diferentes. Mientras en cualquier país civilizado, avanzado e integrante del pelotón de cabeza de las naciones desarrolladas, los derechos no se cuestionan ni se discuten, aquí los derechos que se supone que tienes, debes peleártelos en los tribunales porque los dirigentes que padecemos no hacen otra cosa que jugar con el ciudadano.

No sé si te habrás enterado de la noticia, pero en Canarias han muerto ya 1.129 personas dependientes sin recibir ni un sólo euro de la ayuda que les correspondía. El truco es perverso pero muy efectivo: alargar infinítamente los trámites y el papeleo poniendo trabas ad infinitum para que la ley de vida vaya haciendo el resto.

Esta noticia me parece tan vergonzosa que me extraña que todavía no haya habido algún tipo de respuesta contundente, pero nuestros gobernantes saben que las reses estabuladas no protestan y con los adecuados sistemas de analfabetización inoculándoles desinformación continua en sus ociosos cerebros, no deben preocuparse de nada.

Lo normal sería que las dimisiones se sucedieran en cascada y que incluso el presidente del Gobierno de Canarias se fuera a su casa por vergüenza, pero tal circunstancia no ocurrirá porque precisamente eso es lo que más se echa de menos en este gobierno de mediocridades, inutilidades y ceros a la izquierda: vergüenza.

Afortunadamente no soy dependiente y lamento mucho cada una de las situaciones que deben estar padeciendo todas estas personas, pero quiero protestar por una de las mayores canalladas que he visto perpetrar a un Gobierno y van ya bastantes, pero soy el primero en solidarizarme con esta situación que están viviendo miles de mis conciudadanos.

No sé si esta protesta servirá de algo. Supongo que no porque, por lo que observo a la gente le importa un pimiento morirse siempre y cuando puedan ver la televisión y si es la canaria, mejor.

A ver si algún día el ciudadano comprende de una vez por todas que él es el soberano de los gobiernos y empieza a exigirles con rigor a sus administradores lo que en otros lugares es algo más que evidente.

La imagen la encontré buscando en Google la palabra "dependientes" y me encontré esta foto que me gustó. Estaba en Sabiduría.com.

5 comentarios: