La Copa Confederaciones 2009 y la locura del fútbol

Este domingo comienza la Copa Confederaciones de fútbol, algo así como un ensayo general con vestuario del mundial que llegará un año después. Sólo compiten 8 selecciones: la ganadora de cada una de las federaciones internacionales, más la campeona del mundo, Italia, y la anfitriona, Sudáfrica.

El sistema es fácil de seguir: hay dos grupos de 4 equipos que juegan entre ellos, los dos primeros de cada uno se cruzan y los que ganen los dos partidos de los cruces, se enfrentan en la final.

Dado que el grupo de España es muy complicado :-)), habrá que hacer las cosas bien para pasar la primera fase y llegar a las semifinales. Evidentemente es coña. Con el juego de la selección, es de esperar que el torneo comience en semifinales. España de este modo se enfrentará a Brasil o Italia en semifinales y al que no le caiga en las semis, se lo encontrará en la final.

Supongo que los partidos de la primera fase serán pachanguillas como la que jugaron el miércoles con Azerbaiyan.

Si en los hoteles de concentración tienen acceso a la prensa y a las cifras mareantes que se están barajando por fichajes de cracks, deberán pensar que el fútbol ya se ha vuelto completamente loco.

Hace unos años me llevé las manos a la cabeza porque habían pagado 30 millones de euros por Robinho, y ahora esa cifra es calderilla, al lado de los 65 de Kaká o 94 de Cristiano Ronaldo.

No sé exactamente si un jugador de fútbol puede valer tanta pasta, pero el caso del portugués, record absoluto en desembolso de dinero por un futbolista, parace claro para el nuevo presidente del Real Madrid que está tirando la casa por la ventana este verano en fichajes de campanillas.

He visto jugar a Cristiano Ronaldo y creo que es un excelente jugador, pero creo que la espiral de locura en la que se ha entrado con las cifras que se barajan y además en plena crisis económica, dan que pensar.

Estas cifras, no obstante tienen algo positivo porque hay jugadores que ganarán por temporada 8, 9 ó 10 millones de euros, cifras que contribuirán poderosamente a ayudarles a salir de la crisis.

Estoy temiendo lo que va a ocurrir este verano con la prensa deportiva, amarillista donde la haya, porque todos los grandes fichajes se están ya consumando antes de la época estival. Lo normal era conseguir 10 ó 12 portadas por cada nuevo jugador, pero este año lo van a tener crudo. Supongo que les tocará echar mano de otras cosas. Ya veremos. Wimbledon y Tour están ahí y tienen ya algunas portadas aseguradas si los nuestros continúan haciendo historia, pero en el caso del fútbol, están gastando ya sus municiones.

En la imagen el balón oficial con una azafata del torneo que comienza este domingo. La encontré el la página oficial.

2 comentarios: