Comienza otra batalla de los derechos de autor

En algún artículo anterior ya vaticinaba que la guerra sería larga. Estos días la SGAE ha decidido abrir nuevos frentes y aunque sus divisiones acorazadas de abogados están bien pertrechadas y listas para el combate, no contaban con la guerra de guerrillas.

La CNT, uno de los dos únicos sindicatos que existen en España que defienden realmente a los trabajadores (el otro es el SEPLA) ha decidido plantear batalla en las calles en un cuerpo a cuerpo con el que seguramente no contaba la SGAE, el resto de sindicatos, salvo raros casos, son meros apéndices del empresariado y la Administración.

Las movilizaciones callejeras impulsadas por la CNT como parte de su estrategia contra la SGAE en el conflicto que mantienen con ellos son loables en este caso y tienen un doble mérito: el propio hecho de la movilización en demanda de justicia y la hazaña de echar a la calle a la gente en un país tranquilón y que pasa de todo. Baste citar el dato de que el 1 de Mayo, fiesta del Trabajo, se manifestaron 700 personas y para recibir al Real Madrid se congregaron 200.000 personas. Creo que la solución va a estar en involucrar al Madrid en el tema. Pero, ya veremos, las movilizaciones acaban de empezar.

El otro frente que ha abierto la SGAE, creyéndose la reina del mambo y seguros de ganar todas las batallas que plantean, tiene al diario Público como protagonista, al que le piden una morterada por las informaciones que publican y que, en mi opinión, son absolutamente veraces y fundamentadas.

El diario Público no es santo de mi devoción. Es un pelín sectario para mi gusto. Pero en este caso, al estar en medio de la gran batalla contra la SGAE y en el bando de los buenos, cuenta con todo mi apoyo, humilde, pequeñito, pero apoyo incondicional a fin de cuentas.

La primera escaramuza ya la hemos ganado porque en la demanda que han presentado han usado a alguien que no sabe redactar. Usa el adjetivo inexistente "inveraz". Supongo que serán los nervios porque no creo que hayan elegido a un analfabeto funcional para plantear la demanda con toda la pasta que extraen de nuestros bolsillos.

Y digo que la batalla será larga, no porque los contendientes quieran que sea así, con un atasco descomunal en la Administración de Justicia, yo calculo que las batallas durarán décadas. La guerra total, ni se sabe.

Claro que la guerra se decide en España, país surrealista donde los haya, y los contendientes cuentan con ello como parte de su estrategia.

J.R. Mora ha escrito un artículo en su blog en el que incluye unas cuantas viñetas que ha dibujado sobre los simpáticos señores de la SGAE. Aquí incluyo una de ellas.

No hay comentarios: