Otra de gambas judicial

Hoy nos hemos levantado con otro escándalo que tiene a la Justicia española como protagonista: Un asesino de un policía nacional sale absuelto por la dejadez de una cadena de incompetentes.

Si lees la noticia, poco más necesitarás para formarte una opinión sobre el caso, pero éste y otros escándalos que acompañan a nuestro sistema judicial no hacen más que darme la razón en lo que vengo pensando hace mucho tiempo: vivimos en una democracia de atrezzo en la que todo es de cartón piedra que se desmorona ante cualquier hecho que mueva el entramado cogido con alfiler.

Sé que hay jueces muy serios y competentes, pero supongo que ocurrirá como con todo: cuando el sistema es una suerte de podredumbre, intentar mejorar las cosas es imposible. En Sanidad ocurre prácticamente lo mismo.

Cuando no se dota de los medios necesarios a un colectivo para realizar de forma correcta su trabajo, mal vamos.

Muchas veces me he planteado que es bueno que pertenezcamos a Europa porque, de ese modo, si tienes algún problema sindical, puedes acudir a sindicatos reales que sé que existen fuera de nuestro país, al margen de SEPLA y CNT y ahora, tal como está la Justicia por estos lares, quizás puedas exigir que te juzguen fuera de España o seguir presentando recursos hasta que llegue tu caso a los tribunales europeos.

De todos modos, si tienes algún problema con la Justicia, siempre puedes acudir a los dos mayores ladrones de este país que saben cómo manejarla o siempre consiguen tener las compañías adecuadas para pasársela por el forro.

Es hablar por hablar porque tampoco puede pedirse mucho en una supuesta democracia donde los líderes de los principales partidos supuestamente democráticos, no son elegidos democráticamente.

La imagen del símbolo de la Justicia manifiestamente mejorable la encontré en Klanklon.

No hay comentarios: