El Tribunal Constitucional le pega una patada a la Constitución

Los ladrones y estafadores Alberto Cortina y Alberto Alcocer, condenados por el Tribunal Supremo a 3 años de cárcel, no tendrán que preocuparse más por el sistema penitenciario porque el Tribunal Constitucional ha implantado la justicia a la carta y aunque considera que son culpables alega que su delito ha prescrito.

El artilugio de la precripción del delito lo basa el Tribunal en la fecha de inicio del proceso, aunque el Supremo no coincide.

A partir de ahora habrá justicia para gente con pasta y contactos y otra diferente para los ciudadanos normales.

Los ladrones y estafadores Alberto Cortina y Alberto Alcocer robaron 4.000 millones de pesetas estafando a los accionistas de la empresa en la que poseían la mayor parte del capital, según la cronología de los hechos que encontré en Cinco días.

Lo que ha ocurrido con esta sentencia en el Tribunal Constitucional no es sino la constatación de que en España la división de poderes, que mantienen los países avanzados, en España ya es historia y desde hace un tiempo, los magistrados de los altos tribunales los eligen los partidos políticos con la perversión que este sistema implica y supone.

Ahora no sé si modificarán la Constitución porque en la práctica el propio Tribunal Constitucional le ha pegado una patada al Capítulo II, artículo 14 que dice "Todos los españoles son iguales ante la ley..." y cambiarlo por "Todos los españoles son iguales ante la ley, menos Los Albertos..." o "Todos los españoles son iguales ante la Ley, menos los que no lo son..."

Según leo en los comentarios, esta sentencia del Tribunal Constitucional no ha gustado mucho al ciudadano de a pie. Léelos en Menéame, Periodista Digital o 20 minutos.

El Rey de España, Juan Carlos I, compañero de cacerías de uno de los ladrones y estafadores supongo que se habrá alegrado por la noticia porque, de este modo, no tendrá que prescindir de sus amigos en sus correrías cinegéticas.

En la imagen los ladrones y estafadores Alberto Cortina y Alberto Alcocer. Creo que la ropa que llevaban puesta no la robaron, pero no estoy muy seguro. La encontré en El Confidencial.

Actualización: El fiscal general del Estado Cándido Conde Pumpido discrepa con el fallo del Tribunal Constitucional y ha mostrado su "total rechazo" a la sentencia.

13 comentarios: