Yo votaré a Stallone

Repuesto ya de la resaca del debate de dos candidatos a diputados por la provincia de Madrid, pero todavía sorprendido porque las sectas mediáticas hayan dado como ganadores a los dos, dependiendo de su cuerda, me pongo a escribir esta líneas para plasmar lo que me pasa por la cabeza ahora mismo.

No deja de sorprenderme la cantidad de chorradas que estoy leyendo, viendo y escuchando estos días en torno a las elecciones del 9 de Marzo y últimamente todo se relacionaba con el debate.

Yo vi el debate en la Televisión Canaria y me convenció el discurso de Silvester Stallone en Cobra. Creo que lo voy a votar a él.

Ah, ¿que Stallone no se presenta y que era una película?

Me sorprende porque una televisión cuyos bocazas apelan al servicio público decidieron no exponer a su audiencia de boina y pandereta marujienta a las ideas de otros candidatos. Saben que como son absolutamente manipulables no podían correr el riesgo de que los manipularan otros políticos. De hecho los manipulan ellos con sus informativos nauseabundos y sectarios hasta la nausea.

Desgraciadamente el candidato del partido que defiende a la SGAE por Las Palmas tiene razón y los manipuladores de Coalición Canaria han privado a los canarios de ver en la televisión que pagamos todos al que será el próximo presidente de España. Y digo desgraciadamente porque tanto uno como el otro dan grima, cuando no miedo.

Un buen número de medios han perdido el trasero para posicionarse detrás de uno u otro candidato y el espectáculo que nos están ofreciendo es una mezcla de tragedia griega y vodevil cutre. No llegan ni siquiera a ser tragicómicos.

Todos van haciendo números y ofrecen encuestas que no dejan de ser humo, porque ante un empate técnico más o menos consensuado o aprobado por todos, dan ganador a uno o a otro con un margen de indecisos del 20%.

De modo que la diferencia está en torno al 2%, pero el 20% no sabe todavía a quien votará. Surrealismo del bueno, desde luego.

Como ocurre siempre el desenlace de esta tragicomedia estará en manos del millón de pasotas que decidirán su voto o su no voto con los argumentos más peregrinos: paella, juerga, playa, sol, fútbol, etc.

A todo esto yo me había puesto a escribir para denunciar la abominable cifra de muertes por violencia doméstica que ayer batió un nuevo y fantasmagórico récord al sumar cuatro asesinatos en un sólo día.

No sé lo que está pasando en este país en el que muchos psicópatas prefieren arreglar las cosas del modo más criminal. Mi solidaridad con todas las personas que sufren o han sufrido esta lacra intolerable que, por el momento no se consigue atajar.

La imagen la encontré en Canarias Bruta.

2 comentarios: