Chorradas, gilipolleces y otras vivencias cotidianas: Música del infierno, Mc Donald y Televisión Canaria

Cada día que pasa la realidad que vivimos a nuestro altededor se acerca más a esa película que me recomendó el amigo Miguel de Canarias Bruta sobre un futuro próximo en el que todo el mundo se ha vuelto completamente idiota y disfrutan enormemente con ello. Si no has visto Idiocracia, te la recomiendo. Aún estamos algo alejados, pero nos aproximamos a ese supuesto a pasos agigantados.

Ayer estuve recorriendo parte de la isla y comprobando la cobertura de una emisora concreta por varias zonas y el panorama que me encontré era bastante parecido a la banda sonora que debe escucharse en el infierno. Aunque me temo que incluso en el infierno música tan horripilante no pasaría el control de calidad. Resumiendo y para no extenderme, King Africa es Mozart, comparado con la sucesión de teclados verbeneros con ritmos repetidos hasta la náusea.

El otro día estuve en un centro comercial. Es época de rebajas y pensé que sería buena idea observar de cerca a los caníbales en su hábitat natural. Las rebajas consisten en que psicópatas de ambos sexos compren cosas que no necesitan porque están bien de precio.

Caminando, caminando tropecé con el vaso que ves en la imagen tirado junto a uno de esos locales de comida rápida que todos conocemos. Me llamó la atención que hubieran puesto las instrucciones para usar una pajita de forma tan detallada que incluso alguien con pérdida de masa encefálica lo pudiera entender:

1:- Coger la pajita;
2:- Poner la pajita en la bebida favorita
3.- (Punto muy importante y básico) Llevar la pajita a la boca y disfrutar de una sensación refrescante.

Si no acercas el vaso con la pajita ya colocada a la boca y lo mantienes a 20 centímetros, no funcionará. Lo probé con varios ángulos y distancias diferentes, pero no se puede disfrutar de esa sensación refrescante si no tienes la pajita pegada a la boca. 

¿Por qué harán instrucciones tan obvias? ¿Les habrá preguntado alguien cómo se usa? ¿Habrá alguna persona en el mundo que haya tenido alguna relación con la sociedad que no sepa para que sirve una pajita y un vaso con un agujero? 

Esa misma tarde me fui al fútbol. Jugaba el Vecindario contra el Tenerife. Mi hijo insistió y como soy un padrazo allá nos fuimos. El encuentro lo retransmitía el Servicio de Analfabetización y Latrocinio del Gobierno de Canarias y me sorprendió que en mitad del patido trasladaron a lo ancho del campo una cámara con trípode con ruedas incluído para hacerle una entrevista a un tío que estaba en la otra punta. 50 o 100 metros de cable en medio del césped y tres operarios manejando el sistema. Por un momento pensé que iban a trasladar todas las cámaras, y no una sóla,  al otro lado del campo para el segundo tiempo, pero no. Era sólo para entrevistar a algún politicucho del tres al cuarto o algún famosete de garrafón.

Las dudas que tengo es si desconocen que hace tiempo hay ya cámaras portátiles sin cables que puede llevar un sólo individuo sin apenas esfuerzo o incluso que desanclando la cámara del trípode se puede llevar más cómodamente e incluso con una cámara con un zoom potente se pueden hacer entrevistas sin problemas, siempre que el micrófono lo lleve aparte la entrevistadora.

Pues aún estoy buscando la solución a este enigma. Una vez terminada la entrevista los tres o cuatro operarios deshícieron el camino recorrido y volvieron a su posición original trasladando por todo el campo el trípode con ruedas y sus 50 o 100 metros de cable.

Cuando salí observé que los equipos los habían transportado en vehículos y no habían trasladado el edificio entero donde tienen las cámaras al estadio.

Por cierto, si todavía están interesados en usar el logo que les diseñó con todo el cariño del mundo el amigo J.R. Mora, pueden ponerse en contacto con él que estará encantado de atenderles como se merecen.

La imagen es de mi teléfono móvil.

1 comentario: