Idiocracia

El otro día estaba pensando cómo hincarle el diente al artículo que te prometí sobre la Televisión Digital Terrestre y lo que puedes encontrar en esas dimensiones digitales que nos han vendido como el no va más de la tele y pensando, pensando, empecé a desvariar hasta el punto de hacer razonamientos tales que doy gracias de que este blog no lo lea ningún loquero especializado. No vaya a ser que ordene mi internamiento.

La televisión generalista no la veo prácticamente nada. A no ser que haya algún evento deportivo que sea lo suficientemente interesante, la caja tonta, permanece impasible cogiendo polvo.

Con los Juegos Olímpicos de Pekín, como había algunos deportes, concretamente 2: tenis y baloncesto que me interesaban y como la mayoría de las retransmisiones las daban en TDT por Teledeporte, eché mano de la tarjetita sintonizadora que tengo y veía todo en el ordenador.

Lo bueno de esta tarjeta sintonizadora de TDT es que puede sintonizar Teledeporte. Lo malo es que también sintoniza todas las demás y el panorama es desolador.

En los descansos de los partidos, mientras bombardean con publicidad, le daba al botoncito y observaba que horribles engendros se pueden encontrar en el no va más de la televisión.

Te he prometido un artículo completo dedicado a la TDT y lo tendrás un día de esto, pero como mini resumen o anticipo, te diré que la Televisión Digital Terrestre es la misma televisión basurienta, pero en digital. Basura Digital.

Salvo contadísimas cositas, el resto intenta sobrevivir en su ecosistema natural: el vómito. Pero ya tendremos ocasión de entrar en detalles. De momento te contaré a la conclusión que he llegado.

Yo creo que los extraterrestres existen. Claro que existen. Son tan inteligentes que no se les ocurre acercarse a una forma de vida como la nuestra donde se matan unos a otros en guerras estúpidas y la mitad de la población permite que la otra mitad muera de hambre a pesar de la abundancia de recursos que existen.

Los extraterrestres llevan su vida normal y lógica, dentro de la cordura y después de un tiempo determinado son juzgados: A los que han sido malos, los convierten en humanos y los mandan al infierno que no es otro que nuestra tierra.

En un mundo donde la mayoría de la población, come basura, ve basura, escucha basura, lee basura y es basura, un lugar como éste es el ideal para hacer purgar sus penas a seres lógicos.

Lo cojas por donde lo cojas, este mundo está cambiando a marchas forzadas hacia algo tenebroso, lúgubre, insípido en el que la idiocia se está imponiendo como sistema vital.

Hace tiempo Miguel de Canarias Bruta, me recomendó una película que no conocía: Idiocracia. ¡No te la pierdas!

No te voy a destripar el argumento, pero va de un viaje al futuro en el que todos se han vuelto idiotas. La buena noticia es que todavía no hemos llegado a esos extremos afortunadamente. La mala es que algunos de los personajes caricaturizados en la película ya viven entre nosotros.

La imagen del cartel de la película la encontré en Yimg.

2 comentarios: