PSOE y PP se unen en el Congreso para rechazar que la entrega del piso salde la hipoteca

La coalición de partidos políticos que defienden la corrupción en España, PSOE y PP han vuelto a apuñalar por la espalda a todos los ciudadanos españoles y, no contentos con canalladas anteriores como la aprobación de la ominosa Ley Sinde, se obstinan en seguir traicionando a sus votantes y ser más nauseabundos cada día, si cabe. Luego quizás se extrañen de que no les votan.

Te resumo lo ocurrido hoy en el Congreso: A propuesta de ERC se votaba una proposición de Ley que en síntesis venía a garantizar que la entrega del piso, en caso de impago, saldara completamente la hipoteca. Con los votos de los traidores del PSOE y PP que quieren mantener su secta en el Estado de Corrupción en la que vive España, la moción fue rechazada y los hipotecados seguirán siendo esclavos de por vida de miserables entidades bancarias que, gracias a los lacayos que tienen en el Congreso, podrán seguir enriqueciéndose a costa de enviar a vivir a las calles a millones de personas.

Los españoles tenemos unas tragaderas dignas de un título de récord guiness, pero la paciencia tiene sus límites y estas bandas organizadas de delincuentes están tensando demasiado la cuerda.

Te resumiré el modus operandi de estas mafias: El Banco Ladrón presta al partido Corrupto A una cantidad de dinero para que pueda invertirlo en una campaña electoral en condiciones. (vallas publicitarias, anuncios, merchandising, organización de mitines, etc). El Banco Chorizo presta al partido Corrupto B otra cantidad similar de dinero para lo mismo.

Llegan las elecciones y gana el partido Corrupto A o el partido Currupto B. En un país con una Ley Electoral falsa, ilegal y que no representa la verdadera voluntad del pueblo, siempre sale un corrupto o el otro.

Cuando están en el poder, el banco Chorizo o el banco Ladrón condona las deudas de las campañas electorales o buena parte de ellas a cambio de que se olviden de sus votantes y del resto de los ciudadanos y legislen sólo y únicamente para ellos. El resultado es más corrupción.

Ahora mismo un ciudadano compra un piso que cuesta 100, según la tasación que realiza el Banco y pide 100. Va pagando los plazos de su hipoteca y, si se queda en el paro o por otras circunstancias, se ve imposibilitado para pagar, el Banco que había tasado en 100 su casa, la recompra en una subasta a la que acude sólo por la mitad, 50. El negocio está en que el hipotecado pierde la casa que vuelve a ser propiedad del Banco, pero sigue debiéndole otros 50.

A las mafias no se les había pasado por la cabeza está imaginativa forma de extorsionar a la gente.

Ya se vislumbra, aunque por ahora muy tímidamente, alguna luz en medio de tanta oscuridad y tinieblas que rodea el sistema de corrupción español, y algunos jueces empiezan a dictar sentencias más cercanas a la lógica y a la verdadera justicia en la que dictaminan que entregar la casa es suficiente para cancelar la hipoteca. Otro juez ha planteado la inconstitucionalidad de las ejecuciones hipotecarias porque generan exclusión social. Son pequeños claros entre tanto fango, pero por algo se empieza. ¿Qué pasaría si un día todos los que tienen una hipoteca en España, decidieran dejar de pagar para hacer presión y entregaran las llaves al Banco? Seguramente le doblarían el espinazo al sistema, pero los de la Secta saben que es vital mantenernos a todos aislados, aborregados y alienados.

Quizás te preguntes cómo se ha podido llegar a este extremo. La respuesta es sencilla: teniendo a unos cuantos lacayos legislando en el Parlamento es fácil. Si además las entidades bancarias tienen entre su patrimonio, parte de las compañías eléctricas, petroleras, telefónicas, gasísticas, etc, hacer lo mismo con la electricidad, el gas, el recibo del teléfono o la gasolina, es coser y cantar.

Cada día que pasa la plataforma #nolesvotes cobra más fuerza y está más justificada.

¿Y tú? ¿Te va el sado y vas a seguir votando a los que legislan en contra de tus intereses una y otra vez?

La imgen de un desahucio, la encontré en Kaleidoscópico.

1 comentario: