La Economía europea se da un respiro en medio de la crisis

Vamos a escribir algo diferente porque últimamente da la impresión eu nos hemos convertido en un blog deportivo. Estamos disfrutando del Mundial 2010 de Sudáfrica y de la Fórmula 1 y ya la semana que viene comienza Wimbledon, al que también le dedicaremos alguna entrada, pero aquí ya sabes que le pegamos un poco a todo.

La Economía sigue dando tumbos en todos los países y en España nos sigue dando muchos quebraderos de cabeza. La decisión del Banco Central Europeo de mantener las ayudas a la banca y de no elevar los tipos han dado un importante balón de oxígeno a muchos que estaban con el agua al cuello. La Bolsa, ha agradecido enormemente estas medidas y, tras semanas de mucha complicación, empiezan a ver algo de luz en los índices.

Aquí en nuestro país continúan los debates en torno a los recortes de gasto y la reforma laboral que aprobará o decretará mejor dicho el Gobierno mañana mismo, al no haber llegado a un acuerdo el destripaempresas de la CEO y las marionetas que tiene el Ejecutivo.

En toda Europa van a organizar una huelga general y, como aquí ya tocaba, harán coincidir ambas en Otoño y todos contentos.

Sobre el resto, nada nuevo. Subidas generalizadas de todos los recibos habidos y por haber y recortes en todos los sueldos, menos en los de los pertenecientes a las sectas políticas. ¿Qué te voy a contar que ya no sepas de este país?

El presidente ZP debe estar triste porque ya no le quedan ni dos años para dejar España como un solar. Despilfarrando a manos llenas y repartiendo el dinero de todos entre sus palmeros y fanboys, quizás no lo consiga.

Y ya para ir terminando, si estás ya harto de las dichosas vuvucelas del Mundial, la tecnología, una vez más, llega en nuestro auxilio y nos trae soluciones para evitar el terrorifico ruido de enjambre gigante de abejorros que se escucha en cada partido. La técnica consiste en discriminar las frecuencias y parece que funciona bastante bien.

La imagen del programa que hace posible ésto, la encontré en El Mundo.

4 comentarios: