Reflexiones al vuelo de un lunes cualquiera

Termina un lunes bastante tranquilo, a pesar de que he seguido haciendo un montón de cosas que me han impedido hasta ahora acercarme al blog.

Como te dije en una entrada anterior, he estado leyendo, escuchando, viendo e intentando aclararme sobre lo que ocurre en Irán, pero lo resumiré en unos breves párrafos porque las dictaduras no me gustan, no merece la pena dedicarles mucho tiempo y si además esa dictadura tiene la religión por medio, mejor pasar a otra cosa cuanto antes.

Una dictadura religiosa bastante sorprendente la iraní con reglas y leyes que muchas veces se acercan a la estupidez está inmersa en una guerra abierta en las calles por el control. Los que están tienen una tarjeta de visita en la que la amenaza nuclear es su primera palabra y los que denuncian el tongo flagrante en las elecciones dicen que respetan la dictadura islámica.

No sé la razón por la que las dictaduras se empeñan en celebrar elecciones. Quizás quieren darle algún tipo de legitimidad a el cúmulo de injusticias que siguen predicando.

Lo peor de todo es que el pueblo llano sigue en la miseria, sufriendo, padeciendo y será a la postre el que se lleve todos los palos. Lo de siempre.

Son tan ingenuos que quieren ponerle puertas a Internet y a la prensa. ¿Todavía no se han dado cuenta que en el siglo XXI, silenciar los hechos es imposible?

Quizás el resumen de los hechos sea que la Dictadura Islámica 1.0 se enfrenta a la dictadura islámica 2.0, pero al margen de eso, tampoco creo que se consigan grandes avances en cuanto a libertad, justicia, paz y democracia. Mis mejores deseos para que la luz luzca alguna vez en la existencia de esa pobre gente.

Te recomiendo que te informes sobre lo que está pasando en varios canales y haz las deducciones que te dicte la razón.

Del atajo de asesinos que sembraron el dolor en Bilbao hace unos días, no les daré publicidad. Miserables y gentuza que quieren imponer sus ideas por la fuerza de las armas, me producen repugnancia.

En otro orden de cosas comenzó Wimbledon sin Nadal, pero con partidos con notable interés y que se antojan sumamente emocionantes. En la Copa Confederaciones Italia me hizo quedar mal y con un juego que deberán mejorar bastante si quieren revalidar su título de campeón del mundo el año que viene, cayó en la primera fase. Estados Unidos, de forma sorprendente se coló en la fiesta y se enfrentará a España. Sudáfrica hará lo propio con Brasil y veremos a ver que nos depara la final para la que no me arriesgo a pronosticar nada, aunque parece que Brasil y España tienen pinta de jugarla, pero tienen partidos complicados antes para alcanzarla.

La Fórmula 1 está sufriendo una revolución cantada y el amigo Jorge Arias nos lo está contando de forma magistral tanto en Crónicas de Esperantia, como en su propio blog. Como él sabe mucho más de este deporte, no añadiré nada más.

La ministra de inutilidad de España Bibiana Aido se ha sacado otro conejo de la chistera. Una nueva estupidez para gastarse varios millones de euros en un teléfono para fomentar la igualdad o no sé qué. Como su ministerio no tiene sitio, tiene que buscárselo haciendo el ridículo y llenando los programas de coña de la tele.

Hoy ha estado por aquí el Presidente del Banco Central Europeo y le ha dicho al Gobierno de España que lo están haciendo muy bien, que pueden seguir dilapidando el dinero, gastándoselo en gilipolleces y disfrutar de las vacaciones, que son unos cracks de la economía y no tienen que preocuparse de nada, que la culpa es sólo de los trabajadores que cobran mucho y están desequilibrando las empresas. La solución como siempre estará en robarles el dinero a los ciudadanos para dárselo a la banca. Es de manual. Para eso son los que ponen ahí a los títeres que legislan al dictado de sus intereses.

No cambian muchas cosas. Todo sigue igual. España está contenta porque tendrá el año que viene a unos cuantos cracks y tienen a la selección en semis de la Confecup. Que no puedan comer o que les sigan estafando, robando, humillando y destrozando la vida, son cuestiones secundarias para un placentero rebaño estabulado y simplón.

Con el verano recién estrenado nos esperan unos meses llenos de calor. Llega el estío y a los inteligentes nos llega también el hastío al comprobar como nada cambia y siempre son los mismos los que viven y los que mueren.

La imagen la encontré en Sal de tu casa.

1 comentario: