Sonido en Ubuntu 9.04, Roland Garros y Elecciones europeas

Llevo unos días muy liado ultimando los flecos de las configuraciones de Ubuntu 9.04. Sólo me quedan algunas cositas en cuestiones de sonido por pulir y el sistema lo tendré funcionando a las mil maravillas. Quizás si me quedara en lo básico lo tendría ya listo, pero sigo probando programas, configuraciones, repositorios y conforme sigo avanzando me quedo impresionado ante la cantidad de programas que existen para resolver cualquier necesidad.

Prometo que cuando termino de hacer el ajuste fino, actualizaré el tutorial de podcast e incluso lo ampliaré a la edición musical. Una vez desechado Audacity porque me parece que no responde a mis necesidades y lo veo como demasiado simple para lo que hace falta y excesivamente complicado para lo que no necesitas o no vas a usar nunca, me he inclinado por dos programas de edición y grabación de audio.

Llegar hasta esos dos programas me ha llevado tiempo porque por el camino se han quedado un buen número de aplicaciones que están bien para algo concreto, pero no terminan de ofrecerme lo que yo quiero y no quiero estar usando varios programas para hacer una sola cosa.

Los programas en los que estoy trabajando para configurarlos a mi gusto son Ardour y Ultramixer, dos pedazo de programas que curiosamente son gratuitos para Linux. Ya te contaré.

Si al final me quedo con ellos, tengo intención de donar algo de pasta a los que los hicieron posible. Creo que es una buena fórmula para que personas válidas y que crean algo útil, sigan adelante con sus proyectos.

Es posible que Ardour sea excesivamente profesional para lo que necesito, pero como tengo un teclado (música) con MIDI, seguro que lo aprovecho para el podcast y para componer algunas cositas.

Quizás por eso estoy tardando demasiado en grabar el podcast que toca de Confusión, pero es igual. Lo importante es afinar bien todo. Algunos amigos me han recomendado emular windows y usar sus programas con Wine o similares, pero he decidido que no quiero dar un paso atrás. Será todo linux o no será. Eso de usar programitas de uno y otro, no me va. Y además cada vez que usas algo emulado de Windows el sistema se te come recursos por un tubo.

Ya llega Rolan Garros otro año más y TVE vuelve a obsequiarnos con esas perlas marcas de la casa tan curiosas. Si había ya un responsable de deportes manifiestamente mejorable hasta que lo echaron por los pitidos de la final de la copa del rey, han incoroporado a otro que no se le queda a la zaga.

Lo que ocurre ahí en deportes es para escribir una tesis doctoral en el ámbito psiquiátrico y triunfar. Con un poco de suerte, se publicaría en la revista Science y seguramente podrían conseguir descifrar algo más del funcionamiento del cerebro humano.

Hoy empezaba a jugar Nadal. El partido lo comenzaron poniendo en Teledeporte, después del primer set lo pasaron a la 2, pero lo pusieron desde el principio en diferido hasta que pensaron que era demasiado incluso para ellos y lo actualizaron sobre la marcha al directo. En Teledeporte anunciaban que iba a jugar Feliciano y ponen algo de saltos en la nieve durante un rato, hasta que vuelven a cambiar al partido de Nadal.

TVE nos dará grandes momentos esta edición. Estoy absolutamente seguro de ello. Si te gusta el tenis y te van las emociones fuertes, deja el puenting y la escalada de ochomiles. Siéntate en tu casa frente a la tele e intenta ver Rolan Garros, verás como terminas de los nervios con tantos cambios y gilipolleces que hacen unos cuantos inútiles.

Ya están aquí unas nuevas elecciones, en este caso al Parlamento europeo y los mayorales de las sectas ya están enfrascados en pastorear a sus rebaños y reconducir a las ovejas perdidas con sus gayatas llenas de mentiras, falsas promesas, traiciones y humo.

Afortunadamente para ellos, el espacio que ocupa el cerebro del votante medio es prácticamente testimonial y, como actúan en rebaño, pastorear a muchas unidades es relativamente fácil.

Yo no iré a votar. No quiero participar en una pantomima falsa en la que tu voto no sirve para nada más que para recolocar a la gente de la secta. Hasta que no pongan cubos para vomitar en los colegios electorales, me da que no me verán por ahí.

La imagen de una captura de pantalla del programa Ardour, la encontré en su página web.

5 comentarios: