F1: Fin a las hostilidades

Fota y FIA alcanzan un acuerdo que permitirá mantener un campeonato 2010 con los equipos actuales. La FIA ha retrocedido en su intento de sentenciar la categoría reina del motor a golpe de limitaciones presupuestarias.

Parece que algo de oxígeno ha llegado a las maltrechas neuronas del dúo Mosley-Ecclestone. Ellos quieren disimularlo alegando que la propuesta de la FOTA les hizo reflexionar y ceder ante la negativa de los principales protagonistas de la F1 a firmar otra de sus cagadas mentales. Argumentan que si los equipos con más presupuesto “ayudan” a los más modestos, están de acuerdo en retrasar a 2011 la imposición de los 45 millones de euros y aumentar el de la próxima temporada a 100 millones de euros. Creen que somos estúpidos y que nos vamos a tragar cualquier cosa, como la excusa que presentan.

Lo que realmente ha sucedido, y por eso ha sucedido el último día (hoy), es que pensaron que Ferrari iba a retractarse de su escandalosa decisión de no firmar para la próxima temporada. Pensaron que no había que preocuparse, que todos iban a pasar por el aro; Por eso fueron transcurriendo los días sin bajarse del burro. Pero, justo en el límite, han podido comprobar que ni Ferrari ni el resto iban de farol, que el compromiso firme de abandonar la F1 no era efecto del exceso de seguridad, arrogancia y prepotencia de los grandes, sino un ultimátum con todas las letras. Entonces es cuando el papel de w.c. ha corrido en cantidades ingentes en el cuarto de baño de estos dos pájaros. Han visto como su querida F1 podría pasar a ser una F2, F3, Gp4 o DTM barata. Que ningún patrocinador iba a mantener un teatrillo con cuatro marcas y ocho pilotos que no conocen ni en su barrio. Que se desmoronaba el Imperio y tendrían que hipotecar sus mansiones de lujo…

Han mirado a los ojos inyectados en sangre de “la fiera”, han sentido su aliento y han comprobado su fuerza. Es en ese momento cuando han sentido miedo. Ferrari no es cualquiera y si viene apoyado por el resto, menos aun. La FOTA es una potencia que no se deja pisar y que tiene el poder suficiente como para cambiar las cosas. Y así ha sucedido. Creo firmemente que al dúo calavera no se le volverá a ocurrir nada fuera de los márgenes razonables porque saben, ahora más que nunca, que pueden perder todos los privilegios.

Se preve que durante el día de hoy firmen todos y cada uno de los equipos para la temporada 2010. Eso sí, lo justo no quita lo valiente y los equipos han afirmado con contundencia que se comprometen a ayudar técnicamente a los nuevos equipos con menos presupuesto para que mecánicamente sean más equiparables.

Por primera vez en muchas semanas, Mosley-Ecclestone podrán conciliar el sueño.

Jorge Arias

4 comentarios: