F1: Fin a las hostilidades

Fota y FIA alcanzan un acuerdo que permitirá mantener un campeonato 2010 con los equipos actuales. La FIA ha retrocedido en su intento de sentenciar la categoría reina del motor a golpe de limitaciones presupuestarias.

Parece que algo de oxígeno ha llegado a las maltrechas neuronas del dúo Mosley-Ecclestone. Ellos quieren disimularlo alegando que la propuesta de la FOTA les hizo reflexionar y ceder ante la negativa de los principales protagonistas de la F1 a firmar otra de sus cagadas mentales. Argumentan que si los equipos con más presupuesto “ayudan” a los más modestos, están de acuerdo en retrasar a 2011 la imposición de los 45 millones de euros y aumentar el de la próxima temporada a 100 millones de euros. Creen que somos estúpidos y que nos vamos a tragar cualquier cosa, como la excusa que presentan.

Lo que realmente ha sucedido, y por eso ha sucedido el último día (hoy), es que pensaron que Ferrari iba a retractarse de su escandalosa decisión de no firmar para la próxima temporada. Pensaron que no había que preocuparse, que todos iban a pasar por el aro; Por eso fueron transcurriendo los días sin bajarse del burro. Pero, justo en el límite, han podido comprobar que ni Ferrari ni el resto iban de farol, que el compromiso firme de abandonar la F1 no era efecto del exceso de seguridad, arrogancia y prepotencia de los grandes, sino un ultimátum con todas las letras. Entonces es cuando el papel de w.c. ha corrido en cantidades ingentes en el cuarto de baño de estos dos pájaros. Han visto como su querida F1 podría pasar a ser una F2, F3, Gp4 o DTM barata. Que ningún patrocinador iba a mantener un teatrillo con cuatro marcas y ocho pilotos que no conocen ni en su barrio. Que se desmoronaba el Imperio y tendrían que hipotecar sus mansiones de lujo…

Han mirado a los ojos inyectados en sangre de “la fiera”, han sentido su aliento y han comprobado su fuerza. Es en ese momento cuando han sentido miedo. Ferrari no es cualquiera y si viene apoyado por el resto, menos aun. La FOTA es una potencia que no se deja pisar y que tiene el poder suficiente como para cambiar las cosas. Y así ha sucedido. Creo firmemente que al dúo calavera no se le volverá a ocurrir nada fuera de los márgenes razonables porque saben, ahora más que nunca, que pueden perder todos los privilegios.

Se preve que durante el día de hoy firmen todos y cada uno de los equipos para la temporada 2010. Eso sí, lo justo no quita lo valiente y los equipos han afirmado con contundencia que se comprometen a ayudar técnicamente a los nuevos equipos con menos presupuesto para que mecánicamente sean más equiparables.

Por primera vez en muchas semanas, Mosley-Ecclestone podrán conciliar el sueño.

Jorge Arias

4 comentarios:

María B. dijo...

Yo ya pensaba que el año que viene no tendríamos F1. Aunque bien pensado no era como para tirar todo un negociazo por la borda.

Me alegro mucho de que por fin tengamos solución

Engines dijo...

Great website. I am also a racing enthusiast. I actually work on engines for a living. We have sponsored some racers in the past including Louis "Top Speed" Albornoz an incredible race car driver. We don't work on race car engines, but I'm sure you can figure that we love a big bad block that pumps out insane horsepower. Keep up the great work.

Jorge A. dijo...

La locura se ha instaurado en la Fórmula 1. Lo que en su día fue la categoría reina del automovilismo se ha convertido en un carísimo salón de juegos de unos niños extremadamente ricos. Max Mosley Bernie Ecclestone, de 69 y 79 años respectivamete, juegan con unos playmobil (los equipos de la Fórmula 1) que ponen encima de la mesa más de 2,000 millones de euros por temporada para tratar de ganar el campeonato del mundo.

El caso es que estos niños grandes están poniendo en juego con sus decisiones la categoría reina y volviendo literalmente locos, tanto al público como a los equipos que deben sufrir los vaivenes de unas mentes calenturientas que cada día anuncian medidas más y más inverosímiles como las de estos días.

Desde el pasado día 30 de Abril, se ha puesto sobre la mesa las siguientes ventajas técnicas, a cambio de ajustarse al presupuesto limitado :


a. Cuatro ruedas motrices

b. KERS con el doble de potencia 800 Kilojulios frente a los actuales 400, es decir (160 CV más que los 80 actuales)

c. Eliminación de la limitación de las revoluciones de los motores

d. Alerones móviles delante y detrás

Todo esto para aquellos que no sobrepasen el límite de los 100 millones anuales. Es decir, el motivo de esta insana cascada de ideas es abaratar los costes de la F1, pero pensemos esto más detenidamente.

En junio todos los equipos comienzan a diseñar los monoplazas de la temporada 2010. ¿Sobre que bases lo van hacer? ¿Alguien conoce cual será la normativa técnica para el próximo año cuando, de hecho, se ha variado la del 2009 en plena temporada? ¿De verdad alguien piensa que McLaren, Ferrari y otros no realizarán dos proyectos en paralelo para ver cual es más competitivo duplicando los costes? Y por último, ¿alguien en su sano juicio piensa que McLaren, por ejemplo, no va a usar recursos externos para desarrollar ideas y piezas fuera del presupuesto limitado? (si se miente por un adelantamiento, qué no se haría en la F1 por un campeonato).

Demasiadas preguntas como para pensar que la F1 es un deporte serio. Desgraciadamente, la degradación se ha establecido y la lucha por el poder de unas personas que ya lo tienen todo en la vida (menos tiempo para disfrutarlo), está dañando las estabilidad hoy en día perdida irremediablemente y sobre todo la credibilidad de la categoría.

Sólo una nota para aquellos que piensen que las ideas y ventajas que ahora defiende la FIA sean racionales. ¿Qué ocurriría con un coche construido con un bajo presupuesto (45 millones donde hay que escatimar hasta el último componente) al final de una recta, llegando a una curva cerrada impulsado por su KERS que le da 160 CV extra y su motor a 20,000 vueltas le fallara el sistema de los alerones móviles traseros? En estos días se conmemora el fallecimiento de Ayrton Senna, ¿queremos ver a los F1 volando y sesgando la vida de los pilotos de nuevo? ¿Qué sería de un monoplaza al final de recta a 340 (teniendo en cuenta la velocidad extra que un alerón móvil trasero puede aportar) sin apoyo aerodinámico?

Niños mayores jugando con unos playmobil demasiado caros y, lo peor de todo, jugando con la pasión y el interés del público.

Pharpe dijo...

Después de lo dicho por Jorge no tengo más que añadir sólo felicitarnos que al final haya una especie de fumata blanca.

Saludos