Las buenas noticias del alto precio del petróleo

No me he vuelto loco. Al menos todavía no. Los escalofriantes precios que está alcanzando el crudo no son más que excelentes noticias para el ser humano. Las mejores que te puedas imaginar.

Yo estoy deseando que llegue a los 200 dólares el barril y ojalá alcanzara los 1.000 dólares cada barril. Ese día descorcharía botellas del mejor champán. Será uno de los mejores días de la historia de la humanidad.

Y digo todo esto que puede sonar a locura porque como se puede constatar a lo largo de nuestra civilización, el ser humano sólo aprende a palos y cuando le empiezan a dar palos, se pone las pilas y empieza a buscar soluciones.

Con estos precios, los países no productores deben urgentemente tomar alternativas para no depender de los combustibles fósiles y que su riqueza se la coma casi íntegramente el precio que pagan por obtener energía.

Hace poco vi un documental en el que hablaban de un escenario apocalíptico en el que el crudo alcanzaba los 100 dólares el barril. Evidentemente el documental es de hace algunos años. Hemos alcanzado los 146 estos días, de modo que fueron demasiado optimistas en sus previsiones más pesimistas.

La energía solar, la eólica, las pilas de hidrógeno y otras alternativas están alcanzando éxitos cada día y creo que llegaré a ver como los productores de petróleo buscan alguna alternativa para poder comérselo porque el resto de países habrá encontrado fórmulas viables y baratas para obtener toda la energía que necesiten en todos los ámbitos y ya no los comprará nadie.

Quizás podrían asociarse entonces con los especuladores inmobiliarios que construyeron casas a lo loco y también las tienen ahí sin vender y consiguen mezclar el petróleo de unos con los escombros de las casas de los otros y obtienen algún mejunje con alguna utilidad, quizás alimenticia. No te extrañe mucho porque la gente come casi cualquier cosa.

A la vuelta de la esquina, en el año 2011, habrá tres marcas de automóviles que lanzarán al mercado automóviles que funcionarán única y exclusivamente con pilas de hidrógeno y que estarán al alcance de cualquiera. Al principio serán algo caros, pero con el tiempo su precio irá descendiendo hasta ser asequibles al común de los ciudadanos.

El descubrimiento de la energía inagotable a través de la fusión nuclear está comenzando el camino y creo que en una década o dos, podremos empezar a conocer resultados esperanzadores.

Las perspectivas son buenas, pero hay que seguir luchando y evitar dormirse en los laureles.

La imagen la encontré en Flickr.

1 comentario: