Mundos salvajes blogueros

Este fin de semana, como casi todos, me he dedicado a leer mucho. Me han sorprendido un par de historias que seguramente no dejan de ser anecdóticas, pero que nos deben hacer reflexionar.

La primera la encontré en el diario deportivo As. En una de sus secciones que llaman La Comunidad, se debate y se comenta sobre la actualidad y en esta ocasión la discusión se centraba en el nuevo seleccionador español de fútbol, Vicente Del Bosque.

Cuando llegué había algo así como 100 comentarios ya y todos sin excepción, criticaban a Del Bosque o a Aragonés, el anterior seleccionador.

En el caso de Del Bosque, empezar a criticarlo cuando todavía no ha jugado ningún partido o, es más, cuando todavía ni siquiera ha realizado ninguna convocatoria, me parece estúpido. Como mucho podrían criticarle la elección de la corbata el día de su presentación, pero poco más.

En el deporte se mueven muchas pasiones y si no recordemos como echaban pestes de Aragonés un par de semanas antes de comenzar la Eurocopa. Estuvieron a punto de incinerarlo en una pira, pero ganó el torneo.

Me hizo mucha gracia uno de los últimos comentarios que encontré. Decía exactamente así:

"Por favor la gente que sea gilipollas y tenga un retraso mental que se abstenga de comentar, gracias"

Estuvo genial.

La otra noticia que me llamó la atención, la encontré en Menéame y trataba de la puesta en marcha de la campaña "Esta Europa No", iniciativa loable para intentar pararles los pies a las medidas esclavistas y de la edad media que quieren imponer desde Bruselas, campaña a la que nos sumamos con los ojos cerrados y de la que ya hablaremos a conciencia.

Lo curioso del caso es que incluso tratándose de una idea muy positiva y una forma de lucha contra la injusticia, en los comentarios se han preocupado más de la forma de la web, de su estructura, de si es bueno votarla para que salga a portada por detalles tangenciales o si los artífices de la campaña harían mejor en abandonarla e integrarse en otras iniciativas ya en marcha.

Lamentable. Eso es como si unos cuantos se unen para luchar contra el hambre en el mundo y dedican la mayor parte del tiempo y del esfuerzo en decidir de que color será la tela de los sacos de arroz que enviarán y si la tipografía de las letras impresas en los mismos deban ser Sanserif, Times, Arial o Comic Sans.

A la figura del típico troll le está saliendo una dura competencia.

La imagen la encontré en P.C. Demo.

3 comentarios: