Todo sigue igual o casi

Tres días después de la jornada electoral, según parece, todo seguirá igual. Los rumores sobre la marcha de Rajoy se han terminado ya y el candidato popular se presentará, si obtiene el respaldo en el congreso de su partido, a las próximas elecciones. Es una buena noticia porque, aunque no simpatizo especialmente con el PP, es bueno para una democracia que el partido de la oposición esté siempre preparada para ejercer su labor y amenazar con convertirse en Gobierno en todo momento. Una oposición fuerte y fiscalizadora obliga a que los gobernantes no se duerman en los laureles.

Esta decisión de Rajoy de continuar en la brecha ha tirado por tierra la portada del diario Público que, de la pluma de Ernesto Ekaizer, aseguraba que el líder del PP se marcharía. No me gusta la línea de Público, ni tampoco sigo mucho a Ekaizer, pero, al margen de recomendarle que verifique otra vez mejor sus fuentes, antes de meter la gamba, también reconozco que es meritorio arriesgarse para dar primicias,siempre que se tengan informaciones fiables. En este caso había dos opciones: que se fuera o que se quedara y por cálculo de probabilidades, acertar era tan fácil como equivocarse.

La debacle de Izquierda Unida, que deja a la formación de izquierdas con una presencia casi testimonial, tendrá importantes consecuencias en los partidos que conforman la coalición y en Hora 25 de la Cadena SER, tuve la suerte ayer de escuchar de primera mano las reflexiones de dos dirigentes históricos, Antonio Castellano y Antonio Romero que charlaron y meditaron sobre el varapalo y anticiparon algunas soluciones para resucitar un electorado que ha sido fagocitado por el PSOE.

Zapatero, no lo tendrá fácil para asegurarse una mayoría que le apoye en esta legislatura. A pesar de haber cosechado mayor número de diputados, la caída de la izquierda IU y ERC, le deja con menores posibilidades y una de ellas, el pacto con Convergencia le pondría en una situación muy comprometida ante el tripartito catalán.

En el ámbito canario, es una suerte que en Coalición Canaria se tomen tan bien los resultados electorales. También están al borde de la desaparición y creo que lo saben, pero no quieren darlo a entender ante la opinión pública. Pierden el grupo parlamentario y pierden todos los senadores, aunque para ser claros, es posible que el voto por correo les devuelva dos de ellos.

Afortunadamente el final de esta forma bananera de gobernar se vislumbra ya al final del túnel.

Por último una pequeña declaración de intenciones: No volveré a cachondearme de Don José Rodríguez, editor de El Día. Viendo la entrevista que le hicieron el la Televisión Canaria, creo que lo más humano es comprenderlo y entender que un señor que lleva chocheando hace tiempo se distraiga creando opinión, en lugar de jugar al dominó en la Asociación de la Tercera Edad que le pille más próxima.

La imagen la encontré en Mind-key.

1 comentario: