La UE no llega a un acuerdo sobre el reparto de refugiados. El drama de la guerra en Siria sigue su curso

En las últimas horas hemos conocido el no acuerdo de la Unión Europea sobre el ya espinoso tema de los refugiados. Los países del este, sobre todo, se han mostrado firmes en su postura de no admitir a más refugiados, Alemania insiste, sin mucho éxito y el resto está a ver cómo termina todo, aunque ningún país está abiertamente a favor, tal como está la economía, de cargar con cientos de miles de refugiados que seguirán a los más de 100.000 que ya están en Europa a la espera de su ubicación.

A todo esto el tratado de Schengen está empezando a saltar por los aires porque día a día se van sumando países que empiezan a controlar sus fronteras para evitar que cientos de miles de personas descontroladas y que no se sabe a ciencia cierta quiénes son, circulen libremente por Europa. Esto que es de primero de perogrullo hay mucha gente que todavía no lo entiende y confunde de un modo infantil y contumaz la solidaridad con el descontrol más absoluto.

Tal como dije hace algunos días cuando empezaba a fraguarse el drama de los refugiados, se les debe dar toda la ayuda posible, pero hay que saber si son de verdad refugiados y no otra cosa, se deben habilitar recintos, viviendas, acomodos y establecimientos dignos para ayudarles, pero lejos de eso, se ha obrado muy torpemente desde el principio con el efecto llamada de Merkel que presumía de poder acoger a 800.000 refugiados cada año y tras el toque que le han dado sus socios de Baviera, ahora no sabe como reubicar a algo menos de 200.000.

A pesar de todo lo que está ocurriendo no hay todavía ningún atisbo de solución en el origen del problema, Siria y en menor medida Irak, con la curiosa paradoja que los mejores ejércitos del mundo están ahí desde hace más de un año bombardeando a bandas terroristas, Daesh sobre todo, y éstos no hacen más que ganar terreno. No soy un experto en estrategia militar, pero es lógico pensar que con supremacía aérea absoluta y en un terreno bastante despejado, terminar de una vez por todas con las alimañas, no sería un gran problema para unas fuerzas medianamente competentes, pero debe haber algo que se me escapa porque sigo sin entender por qué en los frentes, sigue manteniéndose esta situación tan kafkiana. 


El otro día sin ir más lejos, un convoy con más de 500 camiones llenos de suministros y alimentos cruzaron desde Siria hasta Raqqa y de ahí a Siria. Los puedes ver perfectamente en Google Maps y según me han dicho por ahí, los superpotencias tienen satélites para controlar todos estos movimientos, pero igual no se dieron cuenta. El hecho que el convoy intacto llegó a sus correspondientes destinos para seguir con la carnicería un tiempo más. (Puedes verlo en la imagen de la derecha)

Rusia está terminando de organizar en su base siria de Tartus en Latakia un importante contingente de fuerzas, que se supone apuntalarán al régimen de Assad o intentará mantener las posiciones que conserva ahora mismo de cara a un posible acuerdo de fin del conflicto, pero todavía no hay nada claro porque Turquía va a lo suyo con el genocidio que tiene montado con los kurdos en el Kurdistán turco y pretende ser uno de los gallitos del corral. USA y la UE, siguen acariciando a los terroristas con sus bombardeos selectivos, mientras los kurdos sirios en el norte intentan a duras penas conservar todo el terreno ganado al Daesh.

En definitiva y, según mi opinión, si no se trata el problema en la raíz que es Siria, el aluvión de refugiados seguirá llegando a Europa, las mafias de trata de seres humanos seguirán haciendo su agosto y miles y miles de personas seguirán sufriendo por la inacción de unos, la intransigencia de otros y la dejadez del resto. 

Y todo esto ocurre en el siglo XXI, donde según nos contaron los que todavía viven en el mundo de la piruleta que todo iba a ir mucho mejor.


Quizás para entender un poco más cómo comenzó este desplazamiento de refugiados en Siria e Irak, te ayude este vídeo sobre la situación en los dos países, sobre todo en Siria, y que a la postre supuso el nacimiento del Estado Islámico/Daesh/ISIS.

El vídeo nos muestra escenas de los años 2012 y comienzos del 2013, momento en el que lo que en un principio era un numeroso grupo de ciudadanos en busca de la democracia y la libertad, fue fagocitado por terroristas islámicos de Al Qaeda y organizaciones afines.

A partir de mediados de 2014, llega el ISIS que, aunque venía operando con otros nombres desde 2003, conforma con importante ayuda exterior de Turquía y las dictaduras medievales del Golfo y de servicios secretos de otros países occidentales, para poner sobre el terreno un ejército cohesionado, potente, despiadado y que coge a sirios e irakíes por sorpresa.

Los refugiados que se acumulan en los países vecinos como Jordania, Líbano y Turquía van incrementando su número al mismo ritmo que crecen las atrocidades del Daesh y es en este verano del 2015, cuando se abre la puerta de Turquía para que todos esos refugiados vayan camino de Grecia. A las costas del sur de Italia también comienzan a llegar oleadas de refugiados e inmigrantes desde Libia y el África subsahariana y ya tenemos el resultado: Grecia e Italia colapsadas y la completa inacción de la UE, a la que sugiero que vaya cambiando de nombre, porque el término Unida, no es ahora mismo más que un elemento decorativo en su denominación.



De igual modo y si te puedo ayudar te recomiendo que le eches un vistazo a la serie de artículos de este mismo blog sobre el conflicto que podrás encontrar en la etiqueta Kurdistán en este mismo enlace.

El vídeo lo encontré en Youtube y las imágenes en Google.

No hay comentarios: