El Kurdistán, Iraq y Siria contra el Estado Islámico: YPG/YPJ y FSA avanzan en el sur y oeste del cantón de Kobane

Aunque han ocurrido muchas cosas desde la liberación de la localidad kurda de Kobane y los avances de kurdos, iraquíes y sirios, junto a la coalición internacional ha seguido su curso, en los últimos meses no se han producido avances significativos en los frentes del norte de Siria, no así en Iraq, donde a pesar de los reveses en Ramadi, los avances en Tikrit y en todo el norte kurdo están haciendo verdaderos estragos entre los salvajes del Daesh, aunque tiempo tendremos de comentarlo.

Siria

Después de algunas semanas donde el frente en el norte de Siria se había estancado al oeste en las riberas del río Eúfrates y en Girespi, al noreste, YPG/YPJ y FSA continúan sus avances para arrebatar importantes localidades y líneas de suministros a los monstruos del Daesh. El primer objetivo es Sarrin, al Oeste del cantón de Kobane y bastión de los fundamentalistas en la ribera del río y principal nudo de comunicaciones y de abastecimientos desde el sur. En las últimas horas un movimiento audaz de tenaza ha conseguido aislar a las fuerzas de los salvajes en la localidad y con los continuos bombardeos de la coalición, es de esperar que no tarde en caer. Este es un punto crucial en el avance porque se trata no sólo de capturar Sarrin, sino de cortar todas las líneas de abastecimiento que les llegan a los rebeldes desde el sur. En los otros dos cantones kurdos de siria, Afrin al Oeste y Cizire al este de Kobane, los frentes apenas se han movido. Aunque pueda parecer más un deseo que una realidad, teniendo en cuenta la situación en el terreno, las últimas conversaciones del gobierno sirio y los kurdos en las que contemplaría una amplía autonomía para la zona del Kurdistán, es deseable que conforme vayan pasando las semanas los brazos de tierra que separan a unos cantones de otros se vayan acercando para conseguir una uniformidad geográfica y un terreno más fácil de defender, aunque por el momento son sólo deseos. La realidad invita más bien a mantener lo que se ha conseguido hasta hoy, que no es poco.

Más al sur en Siria, las cosas siguen más o menos igual con avances y retrocesos constantes. Es llamativa la situación del campo de refugiados palestinos de Yarmuk, junto a Damasco, donde yihadistas de Al Qaeda y del Daesh mantienen batallas entre ellos frente a los propios palestinos que se mantienen en el campo mientras todos ellos son bombardeados continuamente por las fuerzas de Al Assad. 

Iraq

En Iraq, tras la toma de Tikrit, en manos del Daesh desde el pasado verano, operación que llevaron a cabo el ejército sirio, milicias chiitas afines al gobierno y en menor medida los peshmerga, la situación se ha centrado en Ramadi y en la refinería de Bahji, golpes más de efecto que otra cosa de las desesperadas fuerzas de los yihadistas en Iraq, que al margen del importante bastión de Mosul, conservan a duras penas algunos baluartes, aunque con situaciones complejas por la falta de suministros, cuyas vías han sido cortadas por peshmerga, ejército iraquí y la coalición.

Aunque cabe esperar nuevas incursiones a la desesperada para recuperar algo de territorio o para asegurarse algunas vías de sumistro, es de prever que la situación del Daesh en Iraq tiene visos de convertirse pronto en historia y es de suponer que se trasladarán a Siria o a otras zonas, aunque habrá que esperar todavía bastante tiempo para que se materialice esta salida. Queda todavía recuperar Mosul, capital de los fundamentalistas en Iraq.

Yemen

Algo que me sigue llamando la atención desde el comienzo de los bombardeos de la coalición internacional es el poco daño o la poca efectividad que están teniendo si nos atenemos al despliegue empleado. Estados Unidos quizás no quiera acabar tan pronto con el Daesh y su posición en el conflicto sea difícilmente entendible porque mientras en Siria e Iraq bombardea a los fundamentalists, en Yemen los apoya de la mano de los jefes de todos los terroristas, Arabia Saudí y el resto de satrapías genocidas del Golfo. 

Igual cae la breva y a los genocidas saudíes les ocurre lo mismo que a los egípcios en los años 70 y Yemen se convierte en su particular Vietnam. Eso de querer convertirse en una potencia regional sin un ejército profesional, una población considerable y un armamento que te prestan y/o ceden a cambio de los petrodólares terceros países, no es un plan que tenga demasiado recorrido si alguno de los pies de barro que te mantienen, empieza a flaquear. Ya veremos a ver lo que ocurre en las próximas semanas o meses en esta derivada del conflicto.

Los bombardeos han dañado mucho a los rebeldes houthis chiitas en las principales ciudades del país, pero han manifestado reiteradamente que no se van a rendir y que atacarán Arabia Saudí. Yemen orográficamente es una zona muy compleja para acometer una invasión terrestre y con el ejército saudí que deja bastante que desear, me temo que no veremos en breve un final a menos que algún alto el fuego ponga algo de cordura a otra guerra sin sentido que se está cebando especialmente en la población civil.

Libia

En el norte de África la situación no hace más que empeorar. Libia se ha convertido en un nuevo estado fallido tras el derrocamiento de Gadafi. Dos gobiernos enfrentados entre sí y que ocupan distintas zonas del territorio y Al Qaeda y el Daesh campando a sus anchas en el resto del territorio. 

Lo que ocurre en Libia nos afecta a los europeos cada vez con mayor intensidad porque los países del sur no dan abasto a recoger refugiados de los países en conflicto, mezclados con terroristas y yijadistas. La UE le ha dado una nueva concesión a los traficantes de carne humana al asegurar que rescatarán a todas las embarcaciones que lleguen a sus costas. Supongo que los traficantes, agradecidos les habrán pagado las comisiones pactadas. 

No sé donde estará la solución, pero si tengo claro que la cantidad de incompetentes que tenemos en Europa dirigiendo nuestros destinos nos está desbordando.

Puedes consultar todo el seguimiento que estamos realizando en el blog sobre el conflicto a través de la etiqueta Kurdistán. La información la he recopilado de fuentes sobre el terreno, periodistas en la zona, twitter, foros, etc.