Feliz año 2015 desde Crónicas de Esperantia y Radio Esperantia

Llega un nuevo momento para hacer una parada en el camino y revisar lo que han sido otros 365 días en las vidas de cada uno de nosotros. Son esos momentos en los que es bueno echar la mirada atrás y comprobar si lo que nos habíamos propuesto con ilusión a comienzos de año, lo hemos cumplido o se han vuelto a quedar atrás. Es bueno comprobar si nuestro paso por un año más ha contribuido positivamente para el desarrollo de la humanidad y de nuestra sociedad o si por el contrario nos hemos dejado llevar por la desidia y hemos ayudado un poco más al mal a salirse con la suya.

En mi caso, estoy satisfecho. Creo que podría haber hecho todavía más, pero me siento feliz y contento por estos últimos 12 meses. Hay retos que se han quedado aparcados, pero que se pueden retomar en cualquier momento. Quizás he notado a lo largo de este año algo de hastío, de cansancio de impotencia y de desapego a la situación que estamos atravesando. Da la impresión que aquellas personas que, en teoría, deberían velar por nosotros a través de las instituciones, han decidido mirar hacia otro lado y dar la espalda a los ciudadanos. Y no me refiero solamente al entorno nacional. En el panorama internacional estamos viendo como un buen número de países se están quedando huérfanos de ideales, de entusiasmo, de pelear por el bien común y de buscar siempre una realidad mejor.

A través de los espacios que realizo sobre Economía, voy entendiendo a través de todos los amigos analistas que pasan por ellos, donde pueden estar las claves de este 2015 que comienza ya mismo. Por mucho que nos digan el año, cada año, es el que cada uno se fabrica. Quizás en algunos aspectos, estos próximos meses no son del todo deseables, pero es con lo que tenemos que jugar y las ganas y las ganas y el empeño que le pongamos, determinará el balance final cuando estemos a punto de entrar en 2016.

Desde aquí te animo a que busques tus metas, perseveres en tus retos, no te desmotives y que la persecución de los sueños guíe tus pasos. Nosotros desde Crónicas de Esperantia y Radio Esperantia, pensamos llevarlo a cabo.

Te deseo que este 2015 sea fructífero, feliz y venturoso para ti.

¡Felicidades!

La imagen la encontré en Fondos HD.