El discurso del rey y sus diversas interpretaciones han resultado ser tan aburridas como siempre

Si hay algo que no soporto hace ya unos cuantos años es el discurso del suegro de Iñaki Urdangarín, pero todavía me repatea más encontrarme por doquier innumerables interpretaciones en todos los medios sobre lo que ha querido decir.

Nunca dice nada. Olvídate de encontrar alguna clave, alguna respuesta o la revelación de algún enigma insondable. Todos los años dice lo mismo. Es más, estoy convencido de que recapitulando los textos de todos los discursos anteriores se puede redactar, variando sólo algún parrafito, el del año 2012.

Te puedo asegurar que he leído cuartetas de Nostradamus en las que aparece todo mucho más claro y se entiende mejor.

Este año, a tenor de las reacciones, da la impresión de que los medios han tenido un orgasmo múltiple al destacar al unísono la siguiente frase del discursito de marras: La justicia es igual para todos. En una supuesta democracia esta frase sobra, por lo que no me parece relevante. A los medios sin embargo se la ha puesto morcillona. El encargado de redactar los discursos del rey habrá tomado buena nota y supongo que, tras el éxito cosechado,  incluirá en años próximos frases tan contundentes como Los pajaros vuelan, el cielo es azul, el sol sale todos los días y la tierra es esférica.

La imagen es una captura de pantalla del discurso pasado por el tamiz del servicio de chopeos de Forocoches, donde encontrarás unas cuantas interpretaciones más.

No hay comentarios: