Islandia rechaza por segunda vez en referendum pagar la deuda de sus bancos

Quizás te suene esta noticia porque es el segundo referendum que se convoca sobre este particular: que los ciudadanos islandeses paguen o no las deudas de sus bancos privados que quebraron por el latrocinio y la mala gestión de sus dirigentes.

El resultado de este fin de semana ha sido mucho más ajustado. En torno al 55% ha votado en contra de pagar la deuda. Recordemos que en 2010 este mismo referendum obtuvo el 90% de los votos favorables a no pagar.

Te hago un breve resumen de la historia para que no te pierdas y puedas entenderlo bien:

Icesave era una filial del banco islandés Landsbanki que operaba fundamentalmente con clientes holandeses y británicos a los que les ofrecía unos suculentos intereses por sus ahorros que llegaban al 6%, cuando el precio del dinero estaba al 1%. Todos los inversores que sucumbieron a tan golosos beneficios eran inversores. Si no estoy confundido un inversor asume un riesgo a la hora de colocar su dinero. En unos casos el riesgo es menor y en otros mayor. Generalmente cuanto mayor interés te prometen el riesgo es mucho mayor, como era el caso.

Los bancos privados islandeses quebraron y los inversores holandeses y británicos se quedaron colgados. Ante tal desastre Holanda y Gran Bretaña decidió adelantar a esos inversores el dinero perdido. El Estado islandés por su parte decidió nacionalizar los bancos y asumió el compromiso con los dos países, pero los islandeses decidieron que ya estaba bien de convivir con tanto chorizo y tanto ladrón y empezaron a movilizarse para que los estafadores y delincuentes fueran a los tribunales y asumieran sus culpas, algo que no sentó nada bien a holandeses y británicos que se las prometían muy felices cuando el gobierno de Islandia se comprometió a quitarle el dinero a todos sus ciudadanos para pagar esta deuda, que supone el triple de su PIB.

Como mar de fondo se encuentra la entrada de Islandia en la UE y en este punto intentan chantajearlos debidamente, aunque no dan su brazo a torcer.

Te pongo el ejemplo en España. Imagina que el Banco Ladrón de España (privado) hace una oferta al 6% de interés a aquellos que piquen el anzuelo. Con publicidad engañosa y mentiras consiguen que 300.000 inversores pongan la pasta en el banco. Roban la mitad e invierten la otra mitad en chanchullos parecidos.Descubren a los responsables que se van tranquilamente a su casa. El Estado asume la deuda y extrae 20.000 euros de cada bolsillo de los contribuyentes y paga a aquellos inversores que equivocaron su inversión.

Bien pensado, casi no hace falta que te ponga ejemplos. Ya padecimos 2 casos similares, la estafa de la ayuda a los Bancos y el latrocinio de la ayuda a las Cajas.

El número dos del Tesoro británico, Danny Alexander, es el cobrador del frac que se está encargando de que se pague la deuda, pero no lo está teniendo fácil por la terquedad islandesa en no pasar por el aro.

Creo que es injusto que los desmanes que han cometido unos estafadores los tengan que pagar todos los ciudadanos sin haber tenido nada que ver en el asunto. Además un inversor asume el riesgo a la hora de invertir. No se invierte sobre seguro y eso los inversores lo sabían.

Voy a ver si me pongo en contacto con el señor Alexander porque yo también he sido un inversor y he perdido a ver si me reembolsa el dinero o me ayuda a recuperarlo. Yo invertía en lotería primitiva, pero nunca me tocó nada. Supongo que, según su teoría, deberían devolverme todo lo que invertí y perdí. Salvando las distancias, es casi lo mismo de los bancos islandeses quebrados.

No sé si me ha quedado una entrada demasiado farragosa o he conseguido aclarar lo que realmente está ocurriendo. En cualquier caso estamos asistiendo a la gran depredación del ciudadano a manos del Capital que ya se maneja con total impunidad merced a la complicidad y el apoyo miserable de los gobiernos corruptos que padecemos.

La imagen de la bandera de Islandia la encontré en El Economista.

4 comentarios: