Baltasar Garzón en el banquillo de los acusados por prevaricación. Capítulo Dos

Desde ayer tenía pensado escribir algo sobre el segundo juicio que sentará a Garzón en el banquillo de los acusados por un delito de prevaricación, pero he preferido leer todo lo que he podido para enterarme a fondo del asunto y no pasar por un manipulador más de la legión que nos estamos encontrando en los medios y también en Intenet.

Hoy lees la prensa y te da la impresión que hablan de países diferentes y de casos diametralmente opuestos, cuando en realidad están contando el caso del juez Baltasar Garzón.

En unos medios presentan a Garzón como un mártir al que quieren sentar en el banquillo porque quieren apartarlo de los juzgados, y en otros es lo que se merece por su comportamiento en la Audiencia Nacional.

En este punto haré un pequeño inciso para recordarte que hace un año exactamente escribí una entrada sobre este particular cuando el juez se enfrentaba al primero de los tres juicios que tiene pendientes. Desde entonces ha variado muy poco mi visión sobre el asunto. Si quieres echarle un vistazo, aquí tienes el enlace.

Ahora mismo en España si una persona se informa únicamente a través de El País o de Intereconomía, le garantizo que no conseguirá en ninguno de los dos casos hacerse una idea exacta de la actualidad porque el sesgo demagógico de uno y otro sólo subrayan lo que beneficia a sus benefactores y perjudica a sus contrincantes. Esconden noticias que no son convenientes para la causa y amplifican las inconvenientes. Te pongo dos ejemplos extremos, pero seguro que conocerás muchos más a uno y otro lado.

Pero, vayamos con el caso de Garzón. Según veo, al juez no lo juzgan por el caso Gürtel en sí. Lo juzgan exactamente por ordenar escuchas entre abogados y clientes. Esta práctica no es legal en nuestro sistema de derecho ni en el de un buen número de países y, lo único que ha conseguido con estas prácticas es que los abogados de los detenidos impugnen esas escuchas ilegales, lo que puede dar lugar a que los imputados por el caso Gürtel, a pesar de que sean culpables, salgan de rositas, aunque ya te digo que este sumario es únicamente el decorado, no influye mucho en el caso que ocupa al juez. Si las escuchas ilegales las hubiera ordenado en un caso de terrorismo o narcotráfico, también lo habrían sentado en el banquillo.

En el artículo que escribí hace un año ya comentaba que me parecía una injusticia manifiesta que lo sentaran en el banquillo por la causa del franquismo, aunque en ese caso también habría que profundizar y convenir que realmente lo sentaron por saltarse a la torera la Ley, no por el caso en sí mismo, aunque ya sabes que la politización del caso hacía albergar muchas sospechas sobre su inculpación real.

Intentemos por un momento pensar objetivamente. Un juez ordena escuchas ilegales en un caso determinado. Se llame Garzón, Smith o Sullivan, ese juez está cometiendo un delito y por eso lo juzgan.

Unos te contarán que Garzón es muy bueno y otros te dirán que es muy malo. La conclusión que saco es que no es ni una cosa ni la otra. Aparentemente ordenó realizar un hecho ilegal y única y exclusivamente por ello se le juzga.

Si en el primer caso (sobre el franquismo) albergaba algunas esperanzas de que fuera absuelto, en este, me temo que las evidencias, pese a quien pese, son demasiado palmarias, como para obtener la inocencia. Aunque al margen de todo lo anterior, la Justicia en España es muy extraña. A veces ocurren sortilegios extraños y lo que es blanco se convierte en negro y viceversa. Es el precio que tenemos que pagar en este país por mantener mezclados los tres poderes del Estado y no separados como argumentaba y defendía cabalmente Montesquieu en el siglo XVIII.

No voy a entrar en si es culpable o inocente porque ya hay jueces para decidirlo, pero desviar la atención o manipular descaradamente para vendernos un Garzón bueno o uno malo, creo que es lo menos relevante en este caso.

Por cierto, la rama marujil española también tiene su juicio esta semana. Buscando información encontré varias noticias sobre el juicio que se sigue contra la mujer de Jesulín de Ubrique por cobrar ilegalmente un dinero del Estado que no le correspondía, falsificaciones mediante. ¿Habrán mandado a Belén Esteban como enviada especial para cubrir las vistas?

Para enterarte mejor del tema, mejor busca tu ración diaria de telebasura en los vertederos de estiércol de confianza. Seguro que estarán haciendo un despliegue impresionante.

Actualización 9 de Febrero de 2012El Tribunal Supremo ha condenado por unanimidad a Baltasar Garzón a 11 años de inhabilitación por el caso de las escuchas de Gürtel.

La imagen la encontré en Ariete Formación Online.

5 comentarios: