La intervención en Líbia o como robar petróleo a mano armada

Supongo que estarás tan desorientado sobre lo que pasa en Libia como yo. Apuesto, sin temor a equivocarme, que llevas unos cuantos días alucinando con todo lo que está ocurriendo ahora mismo en el mundo y las diferentes varas de medir que se usan, según se trate de unos tiparracos u otros.

Ya al comienzo te aseguro que estoy en contra de cualquier guerra y creo que las víctimas civiles nunca tienen la culpa de las atrocidades que cometen los tiranos y sátrapas que les tocan en suerte, aunque por desgracia para ellos, siempre son los que cargan con todo el peso de la ira de las armas, sean inteligentes, o manejadas por idiotas o desalmados.

Ahora si quieres estar al día y ser el alma de las tertulias: de bar, de foro o cualquier otra, debes sustituir las palabras radiactividad, isótopo, nuclear, tsunami, terremoto, etc, por F18 Hornet, Rafale, Tomahawk, Eurofighter, escenario bélico y algunas más similares que se te ocurran.

Conforme van pasando las horas me voy convenciendo más y más de la verdadera razón del ataque a Libia: petróleo. A tenor de lo que se observa es la única que se me ocurre.

Unos cuantos países quieren quedarse, tal como ya hicieron en Irak, con el crudo del Magreb. Los personajes y el escenario cambian, pero el texto de la opereta es el mismo.

Para desmentir esta afirmación y justificar el execrable hecho de liarse a tiros en un país soberano en donde morirán miles de inocentes, argumentan que tienen una autorización que le han dado en una cueva de ladrones, prevaricadores y garantes de todos los genocidios presentes en el mundo. Y Gadafi me parece un ser despreciable, un sátrapa y asesino vomitivo que debería haber sido apartado del poder hace ya mucho tiempo.

Quizás en la ONU no tengan acceso a la información y desconozcan que un buen número de sátrapas, asesinos y genocidas siguen matando a sus respectivos pueblos y pasándose por el forro lod más elementales derechos humanos, que creo que la ONU dice defender.

Bahrein, Yemen o Siria estos días están sofocando a tiros y dejando sus países regados de cadáveres, las manifestaciones que solicitan cambios y democracia, justicia, libertad. ¿Por qué no se ordena la intervención en estos países? Marruecos desde hace 35 años está masacrando a los saharauis a los que mantiene en un gigantesco campo de concentración. A sus propios ciudadanos marroquíes ha empezado este año a masacrarlos en las mismas protestas que solicitan libertad y cambios.

Supongo que los sátrapas feudales del Golfo y otros están viendo como el mundo camina hacia un futuro sin genocidas ni dictadores asesinos y quieren apostar al negro y al rojo al mismo tiempo, para estar seguros de no perder.

¿Por qué no intervienen en estos países? ¿No son también regímenes liderados por sátrapas sanguinarios que están masacrando a sus pueblos y ninguneando los derechos humanos?

Aunque te parezca increíble algunas de estas dictaduras medievales se han unido a la coalición que está atacando Libia, para acabar con Gadafi. Marruecos, por ejemplo. En casa defienden a tiros a un dictador miserable y nauseabundo y fuera participan para liquidar a otro.

Aunque la postura de Qatar es la esquizofrenia llevada a su máximo exponente. Por un lado envían tropas para derrocar a un dictador(Gadafi), pero al mismo tiempo envían tropas para sostener en el poder a otro(el genocida de Bahrein).

En el teatrillo patrio, los personajillos de medio pelo que están ahora en el escenario intentan manipular la intervención para que parezca que no es lo que parece, aunque obviamente es demasiado evidente que se parece demasiado a lo que ellos quieren que no se le parezca. Aunque su posición exacta es que están en contra de la guerra hasta el momento en el que están a favor, ni un segundo antes, ni uno después.

Esgrimen como autómatas la autorización que les han dado en la cueva de ladrones antes mencionada, algo que seguramente se tragaran las legiones de marionetas que tienen manipuladas por sus trompeterías mediáticas desprestigiadas.

Me pareció una atrocidad la intervención en Irak para robarle el petróleo a los iraquíes y me parece otra atrocidad exactamente igual la intervención en Libia para robarle el petróleo a los líbios. Mientras las naciones democráticas sigan amamantando a sus dictadores y sátrapas de cabecera y haciendo la vista gorda ante sus atrocidades, los argumentos de los derechos humanos no cuelan.

En el momento en el que alguna organización fiable empiece a tomar cartas en el asunto y se imponga la tarea de limpiar el mundo de asquerosos dictadores y genocidas, al margen de que sus países tengan o no materias primas, empezaré a pensar de forma diferente. Hasta ese momento lo que veo es lo que hay. Sin trampa, ni cartón. Está claro.

De la curiosa paradoja que nos muestra al premio Nobel de la Paz comandando el mayor contingente de tropas que participan en la intervención, si quieres ya hablaremos otro día.

La imagen surrealista la encontré en el fotolog Viejo Hucha.

4 comentarios: