El Gobierno de Zapatero sigue con paso firme en su objetivo de arruinar completamente España

Cada día que pasa el Gobierno de España coloca un nuevo clavo en su ataúd. A la actitud rastrera, miserable y cobarde de defensa a ultranza del genocida Mohamed VI, se une la deriva en Economía que está llevando a todo el país al precipicio.

Ya he contado en este mismo blog lo que me parece la postura del Gobierno ante un asesino, ladrón y genocida que está acabando con todo un pueblo, antaño provincia española que nuestro país estaba obligado a descolonizar debidamente en 1975.

Sin que cese la indignación en toda España por la actitud nauseabunda del Gobierno de Zapatero y sus secuaces, llega ahora la economía a ponernos de nuevo las peras a cuarto.

El ministro de Trabajo, o de paro, según se mire, ha vuelto a insultarnos asegurando a los jubilados que tienen que seguir apretándose el cinturón. Va a seguir perpetrando recortes que van a continuar padeciendo los mismos: funcionarios, trabajadores y pensionistas.

El ministro ignorante alega que hay que reducir el gasto, pero no tiene vergüenza en decidir que el peso lo sigan llevando los mismos desfavorecidos de siempre.

El propio Gobierno y las voraces autonomías no tienen que reducir nada y de hecho no reducen ni un euro. Todo son fastos, despilfarros, dinerales que se van en el pago a los chorizos y mangantes que los soportan y a los pesebreros que les pasan la mano por la espalda para decirlos lo bien que lo hacen.

Miles de millones se van anualmente en las televisiones públicas, el doble de lo que se piensa ahorrar en el recorte de las pensiones, miles de millones se van cada año en ayudas a sectores y empresarios de dudosa reputación y el montante de todo el gasto en ayudas a los mayores asesinos, dictadores y ladrones a lo largo y ancho de todo el mundo, son ya incontables. Mención aparte merecería la legión de más de 500.000 pesebreros que cobran opíparos sueldos al amparo de empresas públicas de exóticos e inservibles cometidos.

¿Por qué hacen todo ésto? La respuesta ya la he comentado muchas veces. Porque saben que el 80% de los votantes son idiotas y gilipollas y los van a seguir votando, hagan lo que hagan. Los españoles no tienen sentido crítico y a la hora de depositar su voto, previo lavado de cerebro express en la campaña electoral, votarán siempre a los mismos. Al repugnante PSOE o al vomitivo PP. En algunas zonas también votarán a los nacionalistas rastreros que sólo están ahí para beneficiarse ellos mismos y sus sectarios.

Por razones que sigo desconociendo, el común de los ciudadanos vota siempre a los mayores ladrones, mentirosos, estafadores, corruptos y miserables y rara vez le da una oportunidad a opciones nuevas que no tienen nada que esconder y que, a priori, ofrecen algo más de decencia.

Hoy hay reunión de los ministros de Economía de la UE y con toda probabilidad aprobarán el rescate de Irlanda y quizás de Portugal. En unas semanas llegará el de España, según las previsiones.

Aquí en Canarias estamos muy contentos porque el número de hogares en el que todos los miembros están en paro se ha disparado un 300% desde que estalló la crisis. Los comedores de beneficencia están a rebosar y ya empieza a haber peleas para buscar comida en los contenedores de basura.

El caso del paro en Andalucia es famoso, pero aquí nos daríamos con un canto en los dientes, si tuviéramos esas cifras tan positivas. Aquí es muchísimo peor.

La amplia colección de inútiles e ignorantes y cobardes que componen el Gobierno no invitan en ningún caso al optimismo

La imagen la encontré en AtinaChile.

No hay comentarios: