El Gobierno de Canarias y el Partido Popular se encuentran con otro caso de corrupción en las islas

Mientras la comunidad internacional sigue apoyando el genocidio que Mohamed VI está perpetrando en el Sáhara al mirar para otro lado y dejar hacer impúnemente, el sátrapa ha cerrado el espacio aéreo para que nadie les moleste y puedan seguir con su faena y su limpieza étnica tranquilamente, según informa Canarias 7.

En Canarias la vida continúa y el sistema de corrupción imperante no debe detenerse por estas menudencias. El Gobierno autónomo se ha encontrado con otra megacorrupción en una de sus consejerías. Curiosamente se trata de la consejería de Sanidad y el curioso caso se desató el mismo día que su socio de Gobierno hasta ese día, decidió abandonar el Gobierno de Canarias. Su nombre en clave, Lifeblood.

El caso es sencillo de entender: una empresa inmobiliaria sin ningún apunte contable en sus años de vida y sin ninguna experiencia en el entorno sanitario tiene la suerte de ser la adjudicataria de un contrato de 124 millones de euros para llevar la asistencia nefrológica en varios hospitales canarios.

Lo normal sería jugar al sorteo de Euromillones que se celebra cada viernes en media Europa con premios millonarios, pero en el caso de Canarias hay otras vías mucho más fáciles y sencillas para ganar dinero sin hacer nada. Sólo tienes que tener los cómplices adecuados y los colegas en los lugares correctos.

El curioso personaje José Manuel Soria, presidente del PP en Canarias nombró a la consejera ahora cesante que firmó el último día de su cargo la sorprendente concesión. No hay que pensar en nada extraño porque ya conocemos al personaje y el montón de milagros que consigue realizar al frente de cargos públicos.

La corrupción en Canarias sigue bien. La crisis no le afecta para nada. Algo es algo:-))

La imagen del milagroso José Manuel Soria la encontré en este mismo blog. Fue un trabajito de J.R. Mora.

1 comentario: