Hispania la leyenda

Acabo de terminar de ver el primer capítulo de Hispania, la nueva producción de Antena 3 que anoche se estrenó compitiendo con otra serie dedicada a los príncipes de Asturias.

La he visto en la web y la experiencia no es tan mala como imaginaba. Está dividida en 6 partes de unos 12 minutos cada una y entre una y otra te cuelan un spot. Pensaba que iba a ser mucho más atroz: un chorro de anuncios entre parte y parte, por ejemplo.

Tenía curiosidad por comprobar cómo habían tratado el tema histórico en una cadena que se suele caracterizar por las producciones pretenciosas y cutres. No es exactamente Los Pilares de la tierra en cuanto a ambientación, decorados e interpretación, pero no está del todo mal.

Es loable que al margen de la guerra civil se hayan dado cuenta que España, Hispania, Iberia o Al Andalus, tiene un montón de historias que se pueden llevar a la gran pantalla o a la pequeña, según gustos y posibles.

Siempre me ha llamado la atención que los americanos con sólo 300 años de historia le hayan sacado tanto partido cinematográficamente y nosotros con casi 3000 nos hayamos centrado casi siempre en lo mismo.

En este primer capitulo ya puedes observar algunos detalles que supongo continuarán durante el resto de la serie: los personajes son excesivamente maniqueos. No hay medias tintas. O son buenos, buenísimos o malos malísmos. Supongo que será el guiño al espectador tipo de cortas entendederas y cerebro enfermizo para que tengan muy claras las cosas desde el principio.

También se observa ese guiño cómplice a los espectadores pajilleros con profusión de desnudos femeninos que no vienen a cuento y que se intercalan a la más mínima ocasión.

Me gustó especialmente el guiño que le hacen a los actores y actrices de garrafón colocando a personajes cuya actuación hace desear que las muertes por espadas, flechas o lanzas sean reales para evitar el suplicio de tener que encontrártelos en otra serie.

Supongo que el mensaje es claro: si eres tan mal actor como algunos de los que salen en esta serie, no te deprimas porque podemos contratarte para la siguiente.

En una serie de estas caracterísiticas, si no se cuidan los detalles, es fácil caer fácilmente en los errores históricos. En el primer capítulo aparece ya el primer gazapo porque las espadas damasquinadas no llegaron a conocerse hasta varios siglos después y provienen de la ciudad de Damasco, un lugar que en el siglo II antes de Cristo ni siquiera conocían los romanos. Además no es un adjetivo de uso muy frecuente, de modo que podrían haber buscado algo más por ahí.

Ahora mismo no sé decirte si me apetece ver el segundo capítulo o no. Ya lo pensaré. En cualquier caso, la serie no es ni tan buena, magnífica y maravillosa como nos quieren pintar en Antena 3, ni tan mala, malísima, horrible, cutre y salchichera como podría imaginarse viniendo de la cadena de la que viene.

Sea como sea, me parece muy buena idea seguir profundizando en la historia de nuestro país porque hay miles o quizás millones de buenos argumentos para realizar grandes series.

La imagen de una instantánea de la serie la encontré en Adslzone.

14 comentarios: