Un Gobierno mortecino adormece España y otro cadavérico está preparado para el relevo

Jubilación a los 67 años, 20 años de cotización para cobrar una pensión, recorte de salarios, recorte de prestaciones, recorte de derechos de los trabajadores y aumento de la jeta de nuestros administradores que quieren seguir manteniendo su casta, sus privilegios y sus chollos, cueste lo que cueste.

Este es el presente que se nos avecina ya mismo. Ya han enviado a unos cuantos enteradillos de cabecera para ablandar a la opinión pública y poder amaestrarla mucho mejor.

Todo son mentiras, estafas y falsedades, pero no les importa porque saben que sólo necesitan una mínima masa crítica de idiotas para seguir en el chollo y las encuestas los tranquilizan cada día. Según éstas, más del 80%(La coalición PP-PSOE) están encantados de que les roben, les manipulen, les lleven a la pobreza y están orgullosos de vivir en un estado feudal con un ligero atrezzo de democracia. ¿Para qué preocuparse de más?

¿Por qué tengo que pagar yo la crisis? Yo no he robado. Yo no he estafado. Yo no he especulado. Yo no he sido cómplice de nada. Sólo he sido una víctima. ¿Por qué siempre tenemos que pagar los platos rotos los más inocentes?

Sorprende que después de que hayan muerto cientos de millones de personas durante los siglos XVIII, XIX y XX, sobre todo, para conseguir hacer valer unos derechos, ahora nos los quieran quitar de nuevo. ¿Vamos a volver de nuevo a la casilla de salida?

Lo malo es que van laminando estos derechos continuamente y la gente no hace nada. Es como un salchichón al que le vas cortando loncha tras loncha, hasta que te quedas con la cuerdecita del final.

Quieren seguir recortando y recortando derechos a pesar de como están las cosas actualmente que incluso creo que si se adoptara de nuevo la esclavitud sería un gran avance social.

Los sindicatos que luchan por los trabajadores, curiosamente son los que menos afiliados tienen. Las vergonzantes marionetas subvencionadas del Gobierno siguen en la Corte, guardándole las espaldas a su amo en contra de los trabajadores. Del gran empresario que representa a la CEOE, mejor no hablar.

Hablan de recortes, de esfuerzo de todos y de arrimar el hombre, pero ya sabemos todos los que esas palabras significan: putearemos a los más débiles, a los más desfavorecidos, a los que menos cobran y seguiremos viviendo a costa de todos los ciudadanos.

Creo que no hay que dar un paso atrás y no consentir que nos recorten ni una coma de nuestros derechos. Que empiecen recortando los suculentos sueldos de todos los parásitos e inútiles que nos están chupando la sangre, que cierren todas las fábricas de idiotas en las que se han convertido las costosísimas televisiones, que no gasten más de lo que permitan los ingresos y que echen a la calle a todos los que viven de las subvenciones que pagamos todos. Las viudas, los pensionistas, los trabajadores y los ciudadanos no tenemos la culpa.

El viernes tenía intención de escribir algo. Incluso abrí el editor para ponerme manos a la obra, pero de lo que había escrito sólo había cambiado una pequeña cosa, que el Gobierno había anunciado a bombo y platillo una gran reforma laboral, pero luego se quedó únicamente en un reparto de folios a los asistentes con ideas, deseos y cuentos de la lechera al estilo ZP.

Tuve ocasión de ver a ZP un momento durante la rueda de prensa y el resumen en síntesis sería: permítame que no concrete nada todavía, permítame que no entre a fondo en las medidas, permítame que siga adormeciendo al personal idiota con mis engaños y no me interrumpa con preguntas que no vienen a cuento.

Este Gobierno, junto a los 19 restantes (17 autonomías y 2 ciudades autónomas)y sus especuladores y estafadores de cabecera que despilfarran a manos llenas y esquilman la energía de España como un ejército de pulgas sobre un perro famélico quieren que el pobre chucho se ponga las pilas y resuelva los problemas, pero con la condición de que siga con todas las pulgas a bordo.

Un Gobierno ya mortecino está al frente del desastre y otro gobierno tan mortecino o más que éste de su misma coalición está ya calentando por la banda para salir a jugar. En este punto recuerdo que no es obligatorio votar a los candidatos más vomitivos de los partidos más deleznables que se presentan. Los que enarbolan inmensas banderas e ideologías nacionalistas sectarias y excluyentes tampoco son muy de fiar porque el tamaño de esos trapos sólo es una excusa para esconder las mismas canalladas de la Coalición PP-PSOE. Hay muchas más opciones válidas, pero, mejor lo dejamos por hoy.

La imagen de un perro sacudiéndose las pulgas la encontré en El Rincón de las Cuatro Patas.

1 comentario: