Europa dice NO a la esclavitud, de momento

Supongo que a estas horas ya te habrás enterado de la buena noticia del rechazo momentáneo del Parlamento europeo a la medida que a instancias de los países miembros pretendía instaurar la esclavitud en la Unión Europea.

La buena noticia sería completa si se hubiera abandonado definitivamente esta idea anacrónica, pero en 90 días tendrán que volver a estudiar si la ponen en práctica, si la maquillan un poco o si deciden dejar las cosas como están.

Siempre he pensado que los empresarios esclavistas del siglo XVII y posteriores soñarían con algo así y que en algún momento la situación llegara a este punto: Jornadas de 65 horas semanales, como quieren imponernos; esclavos que directamente se pagan el viaje para acudir a sus plantaciones, léase pateras y demás instrumentos de tortura que se usan para el transporte; manutención y albergue a costa de los propios esclavos. El paraíso para la esclavitud.

Lo que tenemos ahora es eso mismo. Produce vergüenza ajena ver como una institución, que en teoría debería velar por el bienestar de los europeos, se plantee siquiera la posibilidad de que una medida de este tipo pueda llegar a materializarse.

Europa con una tasa de paro aumentando y en países como el nuestro alcanzando cotas nauseabundas, imponer una medida de este tipo no haría sino favorecer una vez más a los de siempre.

En todos los países el paro no alcanza límites tan escandalosos como en el nuestro, donde el paro es endémico. Quizás deberían estudiar cambiarle al nombre al país. EsPAROaña, quedaría más propio.

Pero como nos dicen los amanuenses la culpa no es de los que nos gobiernan. Eso del paro es cosa del petróleo o de la crisis internacional, los gobernantes de aquí son unos fenómenos y no tienen ninguna culpa.

De la basura de sindicatos que tenemos, salvo honrosísisimas excepciones, mejor no empezar a hablar que no tengo a mano el cubo para los vómitos.

A ver si los amigos y camaradas griegos siguen dando ejemplo y con sus acciones valientes, justas y llenas de coraje consiguen desconectar al resto del continente del fútbol y de la televisión y que empiecen a darse cuenta que les están robando todo: dinero, dignidad, derechos y, en última instancia, la vida.

Ayer por ejemplo tuvieron los bemoles para interrumpir un telediario nacional en televisión. Con un par. Y hoy siguen en la lucha. Acaban de colocar una pancarta gigante en la Acrópolis de Atenas con el lema RESISTENCIA. ¡Adelante y no se rindan!

La imagen del nuevo logo que podría adoptar la unión Europea perfectamente si deciden seguir adelante con su política esclavista la encontré en el blog de José Pedregosa.

7 comentarios: