El DNT de las muestras del 11-M vuelven a poner sobre la mesa la sentencia del atentado

Llevo ya un rato largo leyendo y releyendo informaciones, opiniones, críticas y razonamientos sobre la noticia que ha aparecido hoy en el diario El Mundo y creo que con los datos que aportan queda bastante claro que lo que estalló en los trenes fue DNT (dinitotrolueno), componente que se encuentra en el Titadine y no en el explosivo que nos dijeron que estalló en los trenes de la muerte de aquel aciago 11 de Marzo de 2004.

Algo que, le pese a quien le pese, viene a corroborar las teorías que defendían que en el atentado no estalló el tipo de explosivo que argumentaba la tesis oficial.

Sigue sorprendiéndome que haya gente que prefiera no saber y enterrar lo que pasó y se quede tan tranquila y tan feliz, sabiendo que no fue lo que nos dijeron que fue e incluso que se dediquen a ocultar informaciones, pruebas o la verdad de lo que sucedió o lo que estalló.

Ahora empezarán a acusarme de ser un conspiranoico, pero a día de hoy sólo soy una persona que se rinde ante la evidencia de unos peritos que en vídeo afirman categóricamente que hay DNT en las muestras analizadas que estallaron aquel día. Esa es la realidad.

Es sintomático que desde hace unos cuantos años aquí en España, el que quiere conocer la verdad sobre algo y ese algo afecta a unos cuantos políticos, sistemas u organizaciones, desde el primer momento te tachan de lo peor y pretenden convencerte de que se es mucho más feliz creyéndose una mentira suelta o varias concatenadas.

Cuando denuncio una canallada de unos, soy un progre y cuando denuncio las canalladas de otros soy un facha o un conspiranoico. Creo que no soy ni lo uno ni lo otro. Sólo soy un ciudadano corriente que denuncia lo que está mal hecho, sin ninguna pretensión más y al que le gustaría que el país que viviera mi hijo fuera mucho mejor del que tenemos ahora mismo.

Hoy, en el momento que tuve conocimiento de estos hechos, intenté informarme, contrastar informaciones, opiniones, datos y pruebas para hacerme una composición de lugar. En ningún momento deseché ninguna opción y sólo a estas alturas, me vi con la suficiente información como para poder escribir estas líneas.

Yo no sé exactamente lo que ocurrió aquel 11 de Marzo de 2004, pero ahora sí que sé que, según los propios peritos, no estalló lo que nos dijeron y sí otro explosivo. A mí me gustaría conocer la verdad, sea la que sea. Por curiosidad, y también para poder sentirme orgulloso de un sistema judicial que hace realmente su trabajo, condena a los culpables y absuelve a los inocentes, un sistema judicial que vele por los intereses de todos los españoles y sea lo suficientemente independiente como para hallar la verdad, allá donde se encuentre.

Las motivaciones políticas me traen sin cuidado. Si eres habitual lector del blog, ya habrás comprobado que no confío mucho en el tipo de personajes que padecemos administrando nuestros intereses, sea cual sea su ideología. Siendo muy benévolo podría salvar a alguno, pero incluso sería complicado encontrarlo.

Desde que comenzaron a conocerse los primeros datos, siempre me ha interesado saber, conocer, despejar las múltiples incógnitas que se iban planteando conforme avanzaban las investigaciones, el contenido del juicio y la sentencia y todo lo que rodeo este misterio.

Me ocurre lo mismos con el crimen de Alcasser, el 23-F y tantos otros en los que la confusión, el extravío de pruebas o la incompetencia, siempre la incompetencia de alguna persona directamente involucrada, enturbian la realidad, la confunden, la adornan, la tergiversan y en última instancia la convierten en todo lo contrario.

No sé si ahora, con los nuevos datos, la investigación del 11-M dará un giro radical o seguirá enterrada en el olvido. Espero y confío que algún día podamos enterarnos de la realidad. Ahora mismo no la conocemos.

Bajo mi humilde punto de vista si con los nuevos datos se confirma que estalló otro tipo de explosivo, entraría dentro de la lógica pensar en rehacer el sumario y empezar de nuevo, pero o mucho me equivoco o no se moverá nada más.

En la imagen, el monumento a las víctimas en la estación de Atocha. La encontré en Es.Madrid.

9 comentarios: