Zapatero ad portas

Me vas a perdonar que haya titulado el artículo de hoy con una frase en latín, pero creo que es una de las mejores para definir lo que Zapatero va a significar, está significando o significará para Europa con su presidencia semestral.

Seguramente conoces la historia de Aníbal, el general cartaginés que puso en jaque al Imperio Romano y estuvo muy cerca de tomar Roma. Tras atravesar los Pirineos y los Alpes los venció en cuatro batallas en la península itálica en Tessino, Trebia, Trasimeno y Cannas y misteriosamente se detuvo y no se decidió por entrar en el corazón del imperio.

Aníbal suponía una verdadera amenaza para los romanos y mucho tiempo después de su muerte, se popularizó una frase para dar a entender que existe una amenaza. "Anibal ad portas", Aníbal en las puertas (de Roma).

A los niños romanos solían infundirles miedo con esta frase. Igual que ahora hablamos del hombre del saco para advertir o amenazar a los más pequeños, en aquellos tiempos Aníbal era su hombre del saco.

Quizás en un futuro a las nuevas generaciones de niños podremos amenazarles con la frase que encabeza el artículo. O por lo que podemos observar en toda la prensa europea, esta frase ya la están pronunciando el resto de gobiernos de la Unión Europea porque ya no tienen a Zapatero a las puertas, lo tienen dentro y presidiendo la UE.

Zapatero que mantiene España en una profunda crisis con una tasa de paro que supera ampliamente el 20%, según los datos de la EPA, está aconsejando y erigiéndose en solucionador de la crisis en toda Europa.

Sería largo enumerar todas las meteduras de pata que ha protagonizado, pero no quiero extenderme mucho. Piensa en cualquier ministerio y en cualquier área y tendrás la respuesta.

Reuniones y acuerdos ventajosos para dictadores sostenibles como el ladrón y genocida Mohamed VI, regalos para sus colegas de la ceja a los que les ha montado un sistema judicial independiente, rápido y eficaz para que continúen amasando sus fortunas con impuestos revolucionarios, lejos de la Justicia normal que padecemos todos, donde los expedientes se llenan de polvo, cuando no sirven de nido a las ratas. Subvenciones a amigos, colegas y sectarios a través de ministerios como el de igualdad que no sirve para nada.

Eso sí, todo lo que hace debe ser convenientemente edulcorado, manipulado y demagogizado con despilfarros de dinero público, mientras más de un millón de familias no tienen ningún ingreso y sobreviven milagrosamente gracias a la caridad. Éstas ya la tienen claro, porque una buena parte debe subsistir con los 420 euros al mes que Zapatero piensa que es lo necesario para salir adelante.

Intento por todos los medios encontrar algo positivo en la gestión de Zapatero, pero sólo creo que hizo bien una cosa: sacar al ejército español de la ignominiosaguerra de Irak en la que nos metió Aznar para ayudar a Bush a robar el petróleo a los iraquíes. Eso lo hizo una semana después de llegar al poder, el resto del tiempo se ha dedicado a empobrecernos y acercarnos a la miseria.

El heredero de la coalición, Rajoy, no creo que sea una solución. Es tan malo como ZP o peor. Quizás sería hora de votar otras opciones a ver si hay suerte y podemos entrar en una verdadera democracia algún día. Lo que tenemos hoy no se le parece en absoluto.

Si ZP tiene intención de presentarse a las próximas elecciones, tendrá que buscar no ya a buenos demagogos para que lobotomicen adecuadamente al electorado para convencerles, necesitará verdaderos magos.

La imagen es una viñeta que el diario The Economics publicó hace algún tiempo. Dando a entender gráficamente lo que era y es Zapatero en Economía, un cero absoluto. Todavía no sabían en The Economics que su ignorancia le llevaría a aconsejar al resto de economías europeas que van muchísimo mejor que España.

Los alemanes ya le han aconsejado que salga del cuento de Alicia en el País de las Maravillas en el que anda metido hace tiempo y toque el suelo.

2 comentarios: