El Consejo de Ministros aprueba la polémica Ley de Internet

El Consejo de Ministros ha aprobado esta mañana la famosa Ley de Internet con la que se podrán cerrar páginas y webs a petición del Ministerio de Cultura, aunque tendrá que ser la Audiencia Nacional la encargada de velar jurídicamente en cada caso.

Colocar al alto tribunal en medio de cada contencioso no sé si resolverá el problema, pero, por lo menos, no será una comisión de mafiosos, facinerosos y ladrones los que decidan por sí sólos quienes tienen derecho a estar en Internet y quienes no.

Curiosamente el juez decidirá en sólo cuatro días. Seguro que aquellos que llevan años y años litigando sobre otros asuntos se sentirán encantados con la rapidez de los procedimientos.

Para los desmemoriados, hay que recordar que ya pagamos un impuesto revolucionario por todo tipo de aparatos susceptibles de albergar o manipular archivos del tipo que sea. Yo tengo que pagar un canon por grabar los partidos de fútbol de mi hijo, por las fotos que le hago o por albergar en un disco duro los ficheros que contienen lo que yo escribo. La música que yo compongo, etc. ¿Quién se lleva esa pasta? A mi no me han dado ni un euro por crear todo el contenido propio que tengo.

Zapatero dijo hace poco que "no se va a cerrar ninguna página web" Poco después ha aprobado una Ley que permitirá cerrar webs. Como ZP es un mentiroso compulsivo, ya nos esperábamos algo así, de modo que no nos ha causado ninguna sorpresa.

Estoy convencido de que con la puesta en marcha de la ley van a pagar justos por pecadores y el Gobierno y sus sectarios de la ceja aprovecharán para quitarse del medio a los que no les bailen el agua. Sólo palmeros y pelotas. Nada más.

Afortunadamente no ha cambiado la Constitución todavía y sigue vigente el artículo 20 sobre la Libertad de Expresión. Veremos a ver si puede ella sola aguantar las embestidas de aquellos a los que demasiada libertad de expresión les parece excesiva si no los pelotean adecuadamente.

El Parlamento también aprobó recientemente la Ley Audiovisual que servirá entre otras cosas para cerrar radios. Dicen que son radios ilegales, pero no lo dicen todo. Allí estarán incluidas todas. Libres, alegales, comunitarias, etc. Sólo quedarán abiertas las que han concedido ellos.

Como vivimos en Democracia, sólo tienen derecho a tener una radio los que son buenos con los gobiernos que regalan las concesiones. Si no eres afín, no te darán ni la hora.

Todo son contradicciones en este país. Si tenemos la radio digital con posibilidad para miles de canales, ¿por qué no permiten que aquellos que tienen una buena idea, un buen proyecto para una programación, la pongan en práctica sin tener que bajarse los pantalones ante los politicastros que deben conceder las licencias?

La respuesta es sencilla: Tienen miedo a la libertad. Les da miedo la democracia real, abominan de la verdadera libertad de expresión y, a la postre, quieren tener a sus voceros controlados siempre.

Acaban de aprobar las dos leyes y veremos a ver como evolucionan. De momento, los ciudadanos, hemos perdido dos batallas de golpe, aunque la guerra será larga.

En el canal #manifiesto de Twitter puedes comprobar lo contentos que se han puesto los internautas al enterarse de la aprobación de la Ley de Internet.

El Partido de la SGAE nos la ha vuelto a hacer. Hoy los fanboys de ZP, de la SGAE y del PSOE, valga la redundancia, van a tener mucho trabajo para desviar la atención en foros, webs y periodicuchos de todo a 100.

La imagen la encontré en Paranet.

4 comentarios: