Pocas esperanzas para rescatar al alpinista Oscar Pérez que sigue en el Latok II

No recuerdo un mes de Agosto más movido que el de este año. A una noticia digna de mención, le sucede otra con igual interés o incluso mayor y eso que apenas acabamos de traspasar el ecuador de este caluros octavo mes del año.

Llevaba unos días interesándome por la suerte de mi paisano, el oscense Oscar Pérez que sufrió una caída escalando el Latok II y tuvo que ser abandonado por sus compañeros que se vieron obligados a regresar al campo base para solicitar ayuda.

Oscar sufrió fractura en una muñeca y una pierna cuando descendía tras hacer cima y se encuentra a 6300 metros en una pared casi vertical del Latok II, como puedes ver en esta imagen de Peña Guara, club al que pertenece. (en negro la ruta de la ascensión y en rojo la caída de Oscar y el lugar donde se encuentra)

En la propia web de Peña Guara puedes leer las últimas noticias sobre esta expedición.

Estoy hablando siempre en presente y albergo todavía las esperanzas de no tener que hablar de Oscar en pasado, pero las circunstancias climatológicas adversas han obligado al grupo de rescate abandonar indefinidamente la búsqueda del montañero.

Por más que he leído sigo sin aclararme con los términos indefinido o definitivo que usan unos medios y otros. suspensión definitiva significaría que no volverán a buscarlo y suspensión indefinida entiendo que, si mejoran las condiciones, podrían de nuevo intentar la hazaña.

Aunque me gustaría quedarme con la suspensión indefinida, me temo que las circunstancias inclinan la balanza hacia la suspensión definitiva con lo que esto supone.

No conozco gran cosa de alpinismo, lo reconozco. Recuerdo mi infancia y juventud en Huesca, donde comercios y establecimientos de todo tiempo lucían habitualmente carteles de Peña Guara para anunciar una excursión, un paseo por los Pirineos o alguna sugerente actividad en la montaña. Creo que estuve a punto de ir a alguna de ellas, pero al final por una razón u otra, nunca llegué a ir con ellos.

Huesca ha perdido a muchos jóvenes montañeros en el Himalaya. Hace unos años recuerdo que estaba ahí cuando llegó a la Plaza principal el resto de una expedición que había perdido a varios de sus miembros que conocía mi familia. Todos los años, la ciudad ve partir a finales de la primavera o comienzos del verano a expediciones que se aventuran en escaladas a los picos más altos del mundo: "los ochomiles", como los llaman, colosos en cuyas cimas el paisaje debe ser excepcional y al que muy pocos tienen acceso.

Siempre me ha llamado la atención ese ansía de muchos jóvenes por llegar a cimas tan espectaculares. Conozco a muchos que trabajan y ahorran durante todo el año para costearse expediciones titánicas. Hay que vivirlo, me suelen decir, cuando les pregunto.

Las últimas informaciones que recibimos no son buenas y aunque todo apunta a lo peor, me sigo resistiendo a pensar que Oscar no va a tener una nueva oportunidad.

A sus familiares, amigos, conocidos, a Huesca y a Peña Guara, mis mejores deseos y mi solidaridad en estos difíciles momentos.

En la imagen de Peña Guara (en negro) el lugar donde se encuentra Oscar Pérez.

6 comentarios: