Muere un joven por una cornada en el cuarto encierro de San Fermín

Me resistía a escribir algo sobre este tema, pero ya que estamos, vamos al lío. Hace menos de una hora ha fallecido un joven en el Hospital de Navarra a donde llegó con parada cardiorespiratoria con una cornada que afectaba al pulmón, las venas aorta y cava.

Fue operado de urgencia, pero la contundencia de las heridas hicieron imposibles los esfuerzos por salvarle la vida.

Nunca he conseguido entender ese modo que tienen algunas personas de jugarse la vida alegremente. Tal como comentaba en una entrada anterior, los toros son habitualmente muy misericordiosos, pero no es bueno jugar de esta forma con la vida.

Lo siento de veras por el chaval y sobre todo por su familia. Una muerte idiota que trunca una joven vida por una tradición idiota.

En esta ocasión el crimen no quedará impune. Al toro acusado de la cornada y que responde al nombre de Capuchino, será ejecutado públicamente esta tarde en la plaza de toros de Pamplona. A los otros cinco astados que también lo acompañaban en el encierro también los mataran en calidad de cómplices.

La imagen de otro momento dramático del encierro de hoy la encontré en 20 minutos.

Actualización: El fallecido en el encierro de San Fermín es Daniel Gimeno Romero, de 27 años, y natural de Alcalá de Henares (Madrid)

Según leo en Sanfermin.com la familia del joven fallecido recibirá 30.000 euros de indemnización por la póliza de indemnización suscrita por el Ayuntamiento de Pamplona. Un anillo con una fecha inscrita y un tatuaje permitieron identificar al joven.

Actualización: Raquél Sánchez Silva de CUATRO se ha llenado de gloria reivindicando para su cadena la propiedad en exclusiva de las imágenes del fallecimiento y muerte del joven malogrado. Muy pronto buitres carroñeros de todo el mundo empezarán a protestar porque se les compare con gentuza de esta ralea.

Actualización: Llama la atención los adjetivos que los medios de comunicación, salvo contadísimas excepciones están utilizando para adornar sus respectivas crónicas.

Por regla general hablan de un encierro "peligroso". No estoy muy acostumbrado a ver encierros, pero debe ser que en los encierros "no peligrosos" los toros durante el recorrido firman autógrafos y abrazan y saludan a los corredores. En definitiva que no consideran suficientemente peligrosos como para ponerle este adjetivo al resto de los encierros en los que un grupo de bestias salvajes de media tonelada o más circulan en medio de miles de seres humanos.

Con el paso de las horas he intentado informarme del origen de los encierros en las fiestas de San Fermín y me ha sorprendido el dato que están ofreciendo todos los medios de que sólo ha habido 15 muertos desde el año 1922, en que comenzaron a celebrarse.

Las fiestas tienen un origen medieval como feria de ganado y los encierros fueron algo que surgió espontáneamente cuando los pastores trasladaban a las reses desde las dehesas hasta los corrales de la plaza mayor para su lidia. Atravesaban la ciudad a buen ritmo y gente a pie y a caballo azuzaba a los toros por detrás. A finales del siglo XIX, según sigo leyendo en la Wikipedia, se comenzó a correr delante de los toros en vez de limitarse a mantenerse detrás y así surgió todo.

9 comentarios: