Indignación

Llevo dos días leyendo noticias, a cual peor sobre algunas prácticas de este Gobierno que me tienen indignado.

Para ser exactos, más indignado de lo que estoy normalmente con todo lo que veo a mi alrededor y que no es más que la constatación de que estamos en un sistema sumamente injusto y en el que unos funcionan como señores feudales y el resto nos limitamos a la esclavitud en sus diversas vertientes.

Vayamos por partes: Según leo en Mangas Verdes, Microsoft ha ganado el premio gordo de la lotería de Z.P del software.

El Gobierno se llenó la boca de demagogia barata anunciando que habría un ordenador por cada alumno, una buena noticia, pero con bicho dentro. El que los alumnos puedan contar con ordenadores está muy bien y es pensar en el futuro, pero si el software que se va a utilizar es de Microsoft y nos va a costar una pasta, es una catástrofe.

Económicamente nos va a costar un ojo de la cara. Un dinero que no tenemos, aunque se lo gastan como si les hubiera tocado la lotería. ¿Por qué no hacer uso de distribuciones fiables de software libre que son gratuitas y con un pequeño dispendio en mantenimiento podrían fomentar el uso de la informática en términos abiertos? ¿Qué van a hacer con las exitosas distribuciones Linux de Andalucía y Extremadura que tan bien están funcionando desde hace tiempo? ¿Las destruirán?

Hace un tiempo ya comenté aquí que esta medida demagógica sólo tenía una única pretensión: hacerle un regalo a Microsoft por no sé exactamente qué. No me equivoqué ni un ápice.¿Quién se va a llevar la comisión de todo el software privativo que se instale?

Personalmente no tengo nada con Microsoft. Pero creo que con software libre gratuito, comprobado y fiable se puede conseguir las mismas prestaciones sin tirar a la basura un montón de dinero que seguramente será necesario en otras partidas.

El caso de la SGAE ya es tan lamentable que poco hay que decir ya. Ahora se han indignado por la información que publicaba La Razón sobre la suculenta pensión que le vamos a pagar a sus directivos con el dinero que nos detraen con sus impuestos revolucionarios auspiciados por el Gobierno.

Un par de perlas más para terminar de llenar el cubo de vómitos: España es el país de la Unión Europea con las tarifas de móvil más caro. Los mensajes SMS en España son caros hasta la nausea. De cada 15 céntimos que pagamos, 14 son ganancias para la operadora. La mejor oferta de ADSL en España es un 12% más cara que en la Unión Europea, donde hay países con el triple de valor adquisitivo que el nuestro.

Te enlazo estos datos para que definas tú mismo al individuo desvergonzado del que vamos a hablar ahora. Se llama Francisco Ros y es el Secretario de Estado de Telecomunicaciones o lacayo que las operadoras han puesto al frente de un organismo que, en teoría debe velar por la competencia, pero que hace precisamente lo contrario. De hecho si no lo hiciera así no estaría en el puesto. Este pájaro ha dicho que en España las telecomunicaciones son baratas, hay una competencia cojonuda y que vivimos en el país de las maravillas.

Y terminamos hablando de maquillaje y decoración. Seguramente recuerdas que hace un par de días nos decían que el número de desempleados había bajado en 55.000 personas. Era otra burda mentira aderezada merced al retoque de cifras que hacen en las cocinas del Ministerio de Trabajo.

La manipulación es tan burda que es evidente. Veamos: En el mercado laboral hay 2 tipos de posibilidades, personas que están empleadas y personas que están desempleadas. No hay más.

El Gobierno, sin embargo hace uso de la imaginería literaria y busca nuevas alternativas para esconder a la gente. Si están haciendo un cursillo para desempleados, no aparecen porque están haciendo el cursillo, aunque sigan estando parados. Los que buscan empleo parcial, tampoco aparecen en las listas porque no buscan empleo a tiempo completo, pero siguen siendo parados.

Yo les propongo otras alternativas también ingeniosas. Los parados que saben tocar la guitarra tampoco deben aparecer en las listas porque pueden trabajar si lo desean en un tablao flamenco. Aquellos parados que saben cocinar y se hacen la comida en su casa también fuera del listado. Tienen posibilidad de conseguir trabajo en hostelería. Los padres que van a los parques y plazas a jugar al fútbol con sus hijos también deben quedar fuera porque están ejerciendo una profesión a tiempo parcial no remunerada y además puede llegar un ojeador del Madrid o del Barsa y contratarlos como han hecho con Kaká o Cristiano Ronaldo.

Las mujeres fuera todas de las listas. Las que son madres porque están atendiendo a sus hijos y las que no porque están en sus casas viendo la televisión y están formándose también.

En resumen, que en España no hay nadie desempleado, las cifras que da la Unión Europea son patrañas.

Según denuncia USO, ya hay casi un millón y medio de personas que no reciben ningún tipo de prestación y seguimos subiendo.

En resumen, al margen de que me ha quedado un artículo algo largo, es que cada día que pasa observo como la manipulación, la desinformación y el hacernos creer que todo está fantásticamente bien va en aumento y ya no se cortan para nada. No disimulan en absoluto.

Ya han llegado a la conclusión de que la mayor parte de la población va a tragar y seguir tragando y que no tienen que preocuparse de nada más. Si los datos son buenos, los damos y si son malos, los manipulamos y a seguir adelante.

Lo peor de todo es que no hay soluciones a la vista. La coalición PP-PSOE tiene la sartén por el mango y se turnan en el Gobierno amigablemente para aparentar un sinfín de cambios sin que nada cambie nunca: una monarquía bananera como otra cualquiera.

La ilustración de Alicia en el país de las maravillas, original de Lewis Carrol, la encontré en Wamba.

3 comentarios: