La Unión Europea vota la Inquisición 2.0

Dentro de unas cuantas horas, el Parlamento Europeo votará una nueva ley sobre redes e Internet, de cuyo resultado dependerá el presente y el futuro de lo que hoy conocemos.

En otras entradas del blog he insistido en la pérdida de tiempo y recursos de tener unos cuantos tíos y tías en los órganos europeos para que al final terminen plegándose a los intereses de lobbies y voten en contra de la ciudadanía que les ha votado una ley maligna, perversa y antidemocrática donde las halla.

La nueva ley que se vota viene a nombrar una suerte de nueva Inquisición, la Inquisición 2.0 que estaría compuesta por operadores, SGAES de todos los pelajes y los políticos de turno que abrazarán la nueva fe con los brazos abiertos: No podemos limitar la libertad de expresión, pero impediremos que se pueda difundir.

Cuando observo lo que están haciendo los individuos que, en teoría, hemos elegido para que administren nuestra existencia y que ese mandato se lo pasan por el forro y sólo piensan en favorecer a sus lobbies de cabecera, a ellos mismos y a sus secuaces y al resto de la ciudadanía que le vayan dando, me entran ganas de gomitar.

Por otro lado, también son conscientes de que una gran parte de los votantes son básicamente idiotas y que aunque les hagan todas las cabronadas del mundo seguirán votándoles.

Seguro que cuando el próximo mes de junio llegue el día de las elecciones europeas, nadie se acordará de que el partido tal o el cual voto a favor de la Inquisición 2.0 o que el partido X o Z estaba encantado con elevar las jornadas laborales a 12 ó 14 horas.

Los cuarteles generales de las sectas políticas saben bien que al ganado se le puede pastorear con un poco de pienso, mientras lo engordan para llevarlo al matadero después de sacarles todos los cuartos.

Cuando en tu comunidad la justicia es mejorable y en tu país es algo así como una entelequia, todavía nos quedaban los órganos europeos de justicia, pero era sólo hasta ahora porque si se aprueba la ley, sólo nos quedará la hoguera, la tortura y la ausencia de libertad, tanto de prensa como del resto.

Claro que no quemarán en las plazas públicas a los bloggers discordantes o a aquellos que se les ocurra compartir archivos, lo harán virtualmente, pero para alguien que vive de Internet, cuyos ingresos honestos vienen de Internet, de expresar sus ideas y de disfrutar de la libertad impedirle el acceso a la red o censurárselo viene a ser casi lo mismo.

Cortarle la conexión a alguien que vive de sus opioniosnes o de su trabajo en la red y hacerlo de forma arbitraria es igual que cortarle las manos o la cabeza en la Edad Media a aquellos que por diversas razones: económicas, políticas, religiosas o sociales, se diferenciaban del resto del rebaño.

¿Qué creo que ocurrirá? Soy pesimista al respecto. Votarán una vez en nuestra contra, habrá protestas, prometerán variar la ley y nos colarán una versión edulcorada, pero con la misma perversión. Además el Barsa y el Chelsey juegan el partido de vuelta de la semifinal de la Champions, como para preocuparse de esas menudencias sin importancia de leyes, libertad , Internet y esas cosas de políticos.

La única opción que nos queda, visto que la Unión Europea va a su rollo y al de sus compinches es esperar y desear que nos invadan los extraterrestres y que su sistema judicial sea algo más justo.

La imagen de dos bloggers torturados hasta la muerte para que se retracten de sus ideas, la encontré en Perú Inside.

Actualización: El Parlamento Europeo ha dejado las cosas tal como están, de modo que por el momento seguimos manteniendo los mismos derechos que hasta ahora. Habrá que seguir en las barricadas porque se ha ganado sólo una batalla. Los inquisidores acechan en cualquier esquina y tenemos que seguir vigilantes.

Hay convocada una manifestación por los derechos civiles y la neutralidad en la Red el próximo día 24. ¡Ójala que la voz de todos sea la fuerza que siga preservando todo lo que hemos conseguido como ciudadanos!

3 comentarios: