Se recrudece la pobreza en Canarias

Voy a escribir algo antes de que me echen del blog. Pero tampoco te creas que tengo muchas ganas de ponerme a escribir palabra tras palabra, pero es una especie de terapia que me viene muy bien mientras empieza la revolución.

Acabo de leer que Caritas en Canarias está desbordada por las ingentes peticiones que les llegan cada día de familias que ya no pueden aguantar más y necesitan comida, dinero para la luz, para la hipoteca, para el alquiler, para el agua y para cubrir las más mínimas necesidades vitales.

Seguramente serán familias que no tienen televisión o no leen los periódicos porque el rey de la demagogia barata de garrafón, ZP, ya dijo que nadie se quedaría tirado en la cuneta.

Su colega de secta, Rajoy sigue ayudando a Zapatero, no haciendo nada. No cumpliendo la obligación que le correspondería como oposición, pero así están las cosas.

Cada día me hace más gracia el rollito que se traen entre manos unos y otros con las derechas y las izquierdas. Jugando al despiste, al juego de los trileros y convenciendo al personal de que uno es el partido de derechas y el otro de izquierdas.

Eso hace tiempo que terminó. Ya no hay derechas ni izquierdas porque ambos son una secta única que se presentan en partidos diferentes para hacer el juego. La realidad ahora mismo es que las izquierdas y las derechas han dado paso a un concepto nuevo: Gilipollas y no gilipollas.

Rajoy, ZP y el resto de las subsectas del engranaje acumulan todo el voto de los gilipollas, pero quieren más y para ello tienen a pleno rendimiento sus factorías de manufacturación de gilipollas, léase televisiones públicas e incluso en muchos casos también las privadas.

El objetivo es seguir siendo una secta consistente en la que tiene asiento todo aquel que trague con todas las mentiras, las milongas y las cortinas de humo cotidianas que sirvan para crear un universo virtual donde sólo es verdad lo que dicen o interpretan ellos.

Los no gilipollas, que cada día somos más, nos damos cuenta del juego, pero estamos muy divididos: pasotas, ácratas, apáticos e indolentes vamos a nuestra bola y así nos va.

El Gobierno de Canarias no puede hacer mucho por ayudar a los canarios necesitados y lo comprendo. Debe mantener su vasto imperio: Japón, Estados Unidos España y Latinoamérica. Y eso supongo que se llevará una pasta.

No he encontrado datos sobre las fechas exactas en las que Canarias conquistó, colonizó, se anexionó o se hizo con todos esos territorios, pero son canarios, según la Televisión Autonómica Canaria. Al menos eso se deduce de lo que aparece en la ley de su creación:

"Defensa de la identidad, valores e intereses del pueblo canario, así como la promoción de la convivencia y solidaridad reconocidas en la Constitución y el Estatuto de Autonomía."

Y fiel a este principio emite telefilmes norteamericanos, dibujos animados japoneses, culebrones sudamericanos o programas basados en los dimes y diretes de famosetes de España, etc, etc.

Como mantener todo un imperio debe costar un riñón, supongo que no les quedará mucho dinero para temas domésticos.

Por eso no desenfundaré el cubo de los vómitos, al menos por ahora. Pero, manda cojones, que desde el primero hasta el último mono se crean que estén haciendo una televisión a la altura de la BBC y por eso se toman a mal que algunos que no somos gilipollas, contemos la verdadera realidad de lo que está ocurriendo.

Nos han contado de buena tinta que les han gustado mucho las viñetas que les hemos dedicado. Que no se impacienten que tenemos más preparadas. Todo se andará.

En definitiva que al que le guste el sufrimiento, el ninguneo, que lo traten como gilipollas (a veces con razón) y que le den por todas partes, está en el lugar correcto y en el tiempo correcto.

¡Enhorabuena!

La imagen corresponde a una fotografía, supongo que de una escultura de arena que encontré en el blog Calvario, al que llegué poniendo en Google la palabra gilipollas.

4 comentarios: