La jibarización del nuevo Gobierno y otras cositas

Esta semana voy a escribir poco, bastante poco. Me voy a tomar las cosas con tranquilidad y voy a relajarme plácidamente en estas jornadas de penitencia y dolor: penitencia la que debemos soportar a diario sufriendo atracos públicos y privados, administraciones mediocres e injusticias al por mayor; y dolor porque se observa un aborregamiento generalizado que va en aumento y está creando un pensamiento único para memos, estúpidos, analfabetos y gente a la que le importa todo un bledo.

Los jíbaros están de suerte en esta ocasión porque su trabajo artesanal de reducción de cabezas se está simplificando enormemente al no tener que disminuir los cerebros porque ya los disminuyen sus propietarios por propia iniciativa. Con tantas oquedades en la mayor parte de la cavidad craneal de la población humana, la reducción de cabezas la deben estar llevando a cabo ahora los niños de guardería de la tribu.

El Gobierno acaba de presentar su colección de inútiles y nulidades de la temporada Primavera-Verano, supongo que para desviar algo la atención sobre lo que está cayendo y para que se siga hablando de nada.

En el nuevo Ministerio de Cultura han hecho las delicias de los internautas y amantes del libre intercambio de información colocando a una de sus mayores detractoras. Como saben que los aguerridos internautas sólo hacen ruido en foros y quizás en barras de bares, están convencidos de que aunque empezaran a crucificar o a quemar en piras funerarias a los que se descargan cositas de la red, sea cual sea su contenido, seguiría sin pasar nada. Somos así y ellos lo saben.

Si permitimos que nos flagelen continuamente con tarifas de vergüenza, condiciones de asco y servicio del inframundo, tampoco creas que se lo habrán pensado mucho a la hora de poner a toda una inquisidora al frente de la cultura.

La mala noticia del cambio ministerial ha sido la salida de la genial humorista Magdalena Álvarez que tenía un despacho en el ministerio de Fomento y que ocupaba en los huecos que le dejaban libres sus bolos de humor por el mundo. Una gran pérdida, sin duda.

He estado buscando el calendario de sus actuaciones este verano haciendo sus shows humorísticos, pero no he encontrado nada. Supongo que ahora ya liberada de su hobbie, el ministerio, podrá dedicarse más de lleno a su actividad profesional, el humor.

Sigue coleando el tema de Federico y se seguirá hablando de él porque hasta el martes día 14 no reaparecerá de nuevo y ante el silencio, los rumores se extienden como la pólvora.

Ahora que una, la ex-ministra y otro, Federico tienen que pensar seriamente sobre su futuro, sería un bombazo que crearan un dúo de humor. Sería la bomba.

En Canarias sigue más o menos todo igual: la autonómica rebosando de vómitos los cubos de bazofia que perpetran a diario, el gobierno regional tomando el ejemplo del nacional y tirando de demagogia barata con las ayudas ante la crisis y las peleas de patio de colegio de los medios locales: lo de siempre.

La ciudadanía para protestar enérgicamente tomará masivamente las playas y los chiringuitos para ocupar sus asientos televisivos para ver el fútbol y otras delicatessen para demostrar que no van a doblegarse. Es lo que hay.

La imagen de unas cabezas reducidas por los indios jíbaros las encontré en Diario de un Teleco, donde también encontrarás información de estas prácticas tan curiosas.

6 comentarios: