Pasión, muerte y resurrección de Federico Jiménez Losantos

Comienza esa semana rara donde las haya en la que debes acertar plenamente a la hora de elegir con quien decides hacer algo: La mitad está de vacaciones desde hoy, y la otra mitad funciona con la mitad de los motores, de modo que lo más recomendable es tomarse todo con bastante calma.

La Semana Santa es esa semana en la que quien más, quien menos se toma al menos un par de días libres y se respira un ambiente de inactividad que se puede cortar con un cuchillo.

El curioso caso de Federico Jiménez Losantos y la propuesta suicida que le ha hecho la cadena para la que trabaja dará algo de combustible informativo, periodístico y opinativo a estos días en los que la información parecerá que también se ha ido de vacaciones.

Para hablar del tema que nos ocupa, cuyo título, no te asustes, es una metáfora más sobre la semana en la que están sucediendo los hechos, creo que hay que alejarse de filias y fobias hacia la cadena y el periodista para intentar analizar lo que se avecina...

Los hechos que han precipitado esta decisión extraña de la COPE, los desconozco aunque puedo imaginármelos, pero como el caso es opinar y establecer argumentos lo más asépticos posibles, dejaremos ese tema en el limbo de las posibilidades.

La COPE, le hace a su conductor estrella que arrastra las 3/4 partes de la audiencia de la cadena, además de la contratación publicitaria una propuesta que choca absolutamente con la forma de dirigir empresarialmente una emisora. Ahora tiene seis horas y le proponen pasar a dirigir dos por la noche con la cuarta parte de la audiencia potencial. De locos.

Creo que si FJL decide no aceptar la propuesta, el martes de pascua, día en el que decidirá su futuro en este sentido, si eres trabajador de la COPE, mejor que te vayas buscando los garbanzos a otra parte, porque la drástica reducción de audiencia y de ingresos publicitarios, será una losa que terminará enterrando la cadena.

Federico tiene ahora mismo todos los ases en la manga porque es el artífice de uno de los programas más escuchados y con mayores ingresos publicitarios de la actual radio española. Opciones tiene varias y por ello dudo mucho que acepte la propuesta.

Se me ocurren dos opciones o incluso tres en las que seguramente tendremos la respuesta.

La primera y, según veo, más verosímil sería la implantación de Unidad Liberal Radio, red de emisoras que tienen a medias con El Mundo y cuyas concesiones han conseguido de autonomías de su cuerda o afines a las que hay que sumar toda la red de Radio Marca que presumiblemente reconvertirían para crear una cadena convencional al uso. FJL, con un púlpito potente convertiría la cadena en una de las más importantes casi de salida. Con la incorporación de César Vidal y quizás José María García, volverían a estar en la pomada de nuevo en muy poco tiempo.

Otra opción interesante sería desembarcar en Punto Radio, propiedad de Vocento a medias porque buena parte de las emisoras de la cadena son de Luis del Olmo y para la llegada de FJL, Del Olmo tendría que dejar su programa y me da en la nariz que no le gustaría mucho la idea y si se produjera el desembarco, Luis del Olmo se iría con sus emisoras a otra parte.

Dos opciones improbables, aunque no descabelladas, serían Onda Cero y la SER, si, si, la SER. Para un empresario radiofónico, Federico es un chollo y una máquina de hacer dinero. Lo malo de estas opciones es el mar de fondo de malos rollos, sobre todo con PRISA y algo menos con Onda Cero que han basado su estrategia en el enfrentamiento a capa y espada con Federico.

Onda Cero dudo que le hiciera alguna propuesta, y de la SER, es impensable, pero si yo fuera el dueño de cualquiera de las dos, olvidaría mis cuitas, enterraría el hacha de guerra y le haría una propuesta que no pudiera rechazar, a Federico una buena atalaya y PRISA conseguiría buenos ingresos publicitarios.

Lo malo de todo esto es que en este país los objetivos empresariales están supeditados a la bipolaridad. O se es del Barsa o del Madrid o del PP o del PSOE o de Windows o de Linux, en términos beligerantes, por lo que la SER, casi podemos descartarla de plano.

Ahora mismo, no obstante FJL tiene una carta en la manga que no tuvieron sus predecesores en estas tesituras: Internet.

En muy poco tiempo, los aparatos de radio que solemos usar para escucharlo en casa o en el coche, no servirán para nada y habrá un apagón analógico y una travesía del desierto para todas las emisoras. Hay ya algunas marcas que están anunciando lanzamientos de aparatos que recogen emisoras a través de Internet y las emisiones en teléfonos móviles están todavía despegando.

Creo que ya no es necesario depender de que un político al que le caigas bien te conceda una emisora, dos o 15. Las nuevas tecnologías están contribuyendo a no tener que depender de ser simpático a los de turno para que te perdonen la vida. Estamos entrando, si no lo hemos hecho ya, en otra época, aunque algunos siguen férreamente creyendo que el pasado seguirá. Periodismo 1.0 versus Periodismo 2.0, Radio 1.0 versus Radio 2.0.

No entrado a analizar los contenidos de Federico. Últimamente me aburren un poco. Ya no es tan gracioso y tan inventivo como antes y se repite demasiado para mi gusto. Me gusta como dice las cosas. Es un crack de la palabra, pero la mayoría de las veces no estoy de acuerdo con lo que dice.

El hecho de tener o no tener razón parece no preocupar mucho a buena parte de sus parroquianos que creen a pies juntillas todo lo que sale de su boca.

Empresarios radiofónicos tenéis una gran oportunidad, aprovechadla: Ahora mismo hay un gran rebaño pastando por libre a lo largo del país y uno de los que mejor saben pastorear el ganado va a quedarse en el paro. El siguiente paso, creo que es lógico, pero allá ustedes.

La imagen de Federico Jiménez Losantos es una visión de J.R. Mora en su blog.

Actualización: Federico Jiménez Losantos deja la COPE y se incorporará a Es Radio a partir de la próxima temporada 09-10

24 comentarios: