Castigado por escuchar a Jiménez Losantos

En la imagen miembros de la nueva inquisición torturando a un oyente de Jiménez Losantos

Lo acabo de leer en IBL News. Lo copio aqui por si retiran la noticia:

Un vigilante de seguridad privada que está trabajando en la televisión autonómica Canal Sur, ha presentado ante la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía una denuncia por «acoso sindical» tras haber recibido una orden de traslado de su centro de trabajo cuatro días después de haber tenido un altercado con el periodista Tom Martín Benítez, que le censuró que estuviera escuchando por radio el informativo La mañana de la Cope del «terrorista» y «criminal» Federico Jiménez Losantos. Según relata Manuel Becerro Pérez en El Mundo, el incidente se produjo el pasado día 9 de mayo a primera hora de la mañana. El presentador de La Hora de Andalucía en Canal Sur Radio encontró al guardia de seguridad, Francisco Fernández Rodríguez, en su lugar habitual de trabajo.


«Pero hombre, ¿qué haces escuchando la Cope? Si ese hombre es un terrorista y un criminal», asegura el vigilante que le advirtió Martín Benítez.


«Le dije que lo que no iba a hacer era estar escuchando las tonterías que él suelta todos los días, y no debió de sentarle muy bien porque, cuando terminó su programa, estuvo diciéndome de nuevo que cómo se me ocurría escuchar la Cope, que Jiménez Losantos era un santo criminal y un terrorista. Yo me calenté y le dije que terrorismo es lo que está metiendo Zapatero en el Gobierno con ETA, y en ésas llegó Carlos Rosado [secretario general de RTVA] que lo escuchó todo», recuerda Fernández Rodríguez.


Según el guardia de seguridad de Canal Sur, Tom Martín Benítez le repitió a Rosado el comentario que había hecho sobre el terrorismo y el Gobierno socialista, algo que le soliviantó aún más.


Sólo cuatro días más tarde, el jefe de empresa de vigilancia para la que trabaja Fernández Rodríguez -Black Star- lo llama al móvil para solicitarle una reunión «urgente» en la oficina para tratar un asunto que no se podía comentar por teléfono. «Nos vimos allí a las dos de la tarde, y después de preguntarme que cómo se me había ocurrido escuchar la Cope en el Pabellón de Andalucía, me dijo que iba a ponernos un sistema de rotaciones entre los tres centros que tiene Canal Sur».


Según el guardia de seguridad, lo que contemplaba en realidad la propuesta plasmada por escrito no era una rotación, sino un «cambio de puesto».


Me parece indignante que estemos llegando a estos extremos. Que cada uno escuche lo que le apetezca y al que no le guste que no lo escuche. ¿Van a instaurar la nueva Inquisición para quemar a los que escuchan lo que según los inquisidores no deben escuchar?

Si a la libertad de expresión y de audición. Como he dicho muchas veces, no estoy de acuerdo con la línea de D. Federico, pero estoy absolutamente en contra de coacciones, amenazas o reprobaciones por escuchar a alguien

2 comentarios:

Alberto Alvarez-Perea dijo...

No creo que aquí el problema sea que el hombre escuchase la COPE, sino más bien la respuesta que le dio el tío al que, a fin de cuentas, era su jefe (aunque no lo fuera nominalmente).

Por otro lado, eso de escuchar la COPE en Canal Sur Radio es un poco estúpido, es como irse a una fábrica de Arias con un bocadillo de Philadelphia.

Vamos, que es injusto, pero que esas cosas pasan por chulo.

wanchulu dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero pienso que se están sacando las cosas de quicio y se está comenzando a prohibir o criticar a la gente por escuchar un programa u otro.