Científicos norteamericanos del LIGO confirman la existencia de las ondas gravitacionales

Para la comunidad científica este mes de febrero de 2016 será recordado por mucho tiempo porque se acaba de confirmar  y demostrar la existencia de uno de los hitos de la física: la existencia de las ondas gravitacionales.

Uno de los mayores enigmas que nos planteó Albert Einstein en su conocida Teoría de la Relatividad empieza a encontrar respuestas científicas que abrirán nuevos caminos para seguir avanzando. El hallazgo ha tenido lugar en el LIGO (Laser Interferometer Gravitational Wave Observatory), dependiente del MIT

Existe una anécdota muy curiosa que se atribuye al propio Einstein en la que se le preguntaba acerca de la relatividad y las propias ondas gravitacionales. El genio respondió que era muy complejo explicar a alguien que no estuviera familiarizado con la física. Se le volvió a preguntar a pesar de sus afirmaciones categóricas y le respondió a su interlocutor que si sería capaz de explicarle como se fríe un huevo. Su contertulio contestó afirmativamente y es entonces cuando Einstein zanjó la cuestión tras contestarle que intentara explicarle eso mismo a alguien que no sabía qué es el aceite, ni la sartén, ni el huevo, ni el fuego.

A partir de ahora se abre una nueva fase en la que los científicos podrán bucear en toda la información que existe en las ondas gravitacionales y estoy convencido de que a partir de este hallazgo, las novedades, avances y posteriores descubrimientos relacionados en este campo van a dar un salto cualitativo de capital importancia.

En este vídeo intentan explicar de forma gráfico lo que son realmente las ondas gravitacionales:


Por si estás interesado, he encontrado  en Batanga una explicación más o menos sencilla, aunque ya te advierto que en este campo, lo sencillo no existe. La imagen la encontré en Google.