El Régimen feudal español ante el reto de salvar de la cárcel a Cristina de Borbón, hermana del rey

En las últimas horas supongo que te habrás enterado de las acusaciones formales a los implicados en el caso Urdangarín, Noos que constituye un nuevo escándalo y una nueva vergüenza. El régimen pretende sacar de rositas a la hermana del rey y para ello utilizan al fiscal del caso, como defensor de Cristina de Borbón.

A decir verdad lo de calificar como reto, tal como aparece en el título, como una muesca más en el aluvión de prevaricaciones a las que nos tiene acostumbrados el régimen, suena más a irónico que a otra cosa. Están tan acostumbrados a estas injusticias que para ellos será otro caso de coser y cantar.

Resumiendo mucho el caso, 4 socios de una empresa/empresas se dedicaban a robar dinero a mansalva utilizando la imagen de la hija del rey en aquel momento, para obtener ingresos de toda institución pública, organismo o comunidad que caía en sus manos.

Una vez pillados, toca salvar a la infanta y mediante trampas de todo tipo, sentarán en el banquillo a 3 de esas personas de la banda, pero a Cristina la dejarán suelta. Esto es España, ya sabes. En cualquier otro país el fiscal se ocupa de la acusación, pero en este caso no ocurre así. Tal como está actuando, ejerce más como abogado defensor que como un fiscal típico.

A cualquier persona medianamente inteligente le parecerá una serie de canalladas y de escándalos encadenados los argumentos esgrimidos para exculparla. Usaba tarjetas de las empresas que se dedicaban a robar y dicen que no sabía nada. Firmaba actas de la empresa, firmaba porque estaba enamorada de su marido, pero tampoco sabía nada. Le imputan, eso si, un delito fiscal y Hacienda no se persona como acusación, como debería ocurrir. Es más, admiten facturas falsas como verdaderas para que el supuesto delito no sea tan grave. En principio veo que van a utilizar el comodín de la prevaricación para exculparla del todo. Bueno, según parece, tendrá que pagar unos 600.000 euros por no sé exactamente qué. Porque si es totalmente inocente, no sé a cuanto de qué debería pagar cantidad alguna y si tiene que pagar esa cantidad supone que lo robado es considerable, ergo si habría delito a la hacienda pública.

En el caso de que la prevaricación flagrante no les funcione, podrán utilizar el comodín de la doctrina Botín, que, resumiendo mucho, consiste en que cuando la prevaricación se hace en comandita y jueces o fiscales no ven delitos en los hechos y si las acusaciones particulares, el delincuente sale de rositas para seguir disfrutando de sus estafas y latrocinios. También podrán echar mano, como suele ser habitual de los comodines clásicos del sobreseimiento y por último del indulto. El régimen feudal de corrupción español en estos menesteres, lo tiene todo muy bien organizado para que los de su casta, secta o banda, puedan siempre disfrutar de la impunidad.

Visto lo visto, creo que Podemos debería empezar a encargar una estatua al fiscal Horrach. Una estatua de varios metros de altura para colocarla en alguna plaza importante. La contribución de este señor a su formación política en forma de votos por la canallesca y descarada actuación a favor de la infanta, va a provocar tal asco y tal repugnancia en el electorado indeciso que intuyo que miles o cientos de miles de votos ya van dirigiéndose a la formación de Pablo Iglesias.

Yo había pensado atracar un banco y tenía un plan muy bueno. La primera fase era cambiarme el nombre a Cristina de Borbón y la segunda, ya dentro del banco, en caso de que me pillaran, argumentar que estaba enamorado de la cajera y que realmente atraqué el banco por amor, pero con los antecedentes del caso Urdangarín, veo que ya han utilizado ese plan, de modo que habrá que pensar en otras cosas.

Y ya por último, un consejo para Cristina de Borbón: Creo que es un gasto innecesario para usted seguir pagando las minutas de sus abogados, teniendo gratis la defensa de todo un fiscal. Le recomiendo que se ahorre ese dinero y lo empleé en champán francés para brindar por su absolución definitiva gracias a la doctrina Botín, Borbón, Borbotín o la que se saquen de la manga los personajes amaestrados que se encargarán de esas prevaricaciones para que en ningún caso sea usted importunada.

La imagen la encontré en Haznos.org y pertenece al artista surrealista sueco Sebastian Eriksson