No hay vacantes para humanos, un documental que nos anticipa un futuro tan inmediato que ya es casi presente

En este documental de apenas quince minutos de duración, nos detallan en perspectiva lo que nos espera a la vuelta de la esquina y que ya muchos han anticipado hace años.

En España ya estamos acostumbrados a tasas por encima del 25% de desempleo, pero imagina que esa tasa llegara al 45 o 50% a nivel mundial.

No pierdas mucho tiempo en imaginarlo porque está al caer y es que la automatización y la irrupción de robots cada vez más inteligentes y autónomos, convertirán la sociedad que ahora conocemos en un universo absolutamente distinto. 

Recuerdo que hace unos años escribí algo relacionado con estos conceptos al hilo de las cifras de desempleo que seguían disparándose. En aquella ocasión puse como ejemplo lo que costaba arar un campo hace 100 años y lo que cuesta ahora en términos de mano de obra. Hace un siglo eran necesarias más de 100 personas que tardaban varios días. Hoy un señor con una cosechadora hace lo mismo en pocas horas. Es sólo un ejemplo, pero habría miles. La idea de acabar con el paro es ya una quimera y, según veo, la única opción es ofrecer a todas aquellas personas que se queden sin empleo porque sean sustituidos por máquinas, una existencia digna y que se les provea de alguna forma los elementos necesarios para su subsistencia. Quizás el mercado del ocio podría despegar hasta límites inimaginables y el futuro esté en trabajar 1 hora al día en algo más o menos productivo y el resto dedicarlo al ocio. No quiero aventurarme sobre el futuro que ya está aquí, pero, según se plantee, podemos disfutar como civilización del trabajo realizado por las máquinas que nosotros hemos creado o seguir matándonos entre nosotros por los pocos recursos laborales que irán quedando. Los cambios en este campo no son sólo necesarios, sino imprescindibles. 

Te dejo con el docu y, como te digo siempre, reflexiona, medita, piensa y saca tus propias conclusiones sin que nadie te señale el camino.



La imagen la encontré en La Robótica.

No hay comentarios: