Septiembre negro en España. Los ciudadanos se hartan de su casta política

La guerra que ha declarado la casta política española a todos los ciudadanos sigue su inexorable curso. El régimen feudal de corrupción español no da un paso atrás y sigue masacrando a todo el pueblo con incesantes recortes, innumerables subidas y, en síntesis, un genocidio social que siguen sufriendo los más inocentes.

No voy a extenderme en detalles, pero con usar cualquier buscador puedes encontrar suficientes datos para comprobar por qué el régimen de corrupción español luchará con todas sus fuerzas para mantener el sistema de latrocinio 

Me revienta ver y observar como todos los ladrones, estafadores y delincuentes políticos al frente de las cajas de ahorro siguen en sus puestos la mayoría y sin que el régimen haya permitido que paguen por sus fechorías. Ahora parece que han rebajado algo el máximo que pueden cobrar. De 600.000 euros al año lo han rebajado a 500.000. Supongo que será para acercarlo algo más a los 450 euros mensuales que cobran los que ya no tienen nada. Los privilegiados que ya agotaron sus prestaciones, claro, porque hay más de 2 millones de personas que ya no tienen ningún ingreso. 

Ya dijeron que no dejarían a nadie en la cuneta, por lo que deduzco que los tirarán directamente por los barrancos.

Estamos en guerra y la situación es insostenible. Mientras las diferentes sectas que roban y dilapidan el dinero que con mucho esfuerzo estamos obligados a pagar todos por la mala suerte de vivir en un país sin ley ni justicia, donde el sistema se encarga de que los más ladrones y miserables salgan impunes, mientras en el sistema de salud, los ciudadanos mueren porque roban tanto que ya no tienen ni para mantener quirófanos, ni centros de salud, ni hospitales. 

Este mes de septiembre hay convocadas una serie de movilizaciones de las que nos haremos eco en su momento, pero creo que es hora de decir basta y empezar a exigir nuestros derechos.

El día 25 está programada una concentración en el Congreso. A ver si no perdemos el tiempo en gilipolleces y vamos a lo que toca: cambio de ley electoral, nuevas elecciones, nueva constitución y separación de poderes real. Ya estamos hartos de que los tribunales politizados se dediquen únicamente a exculpar a delincuentes o a sentenciar siempre en contra de los ciudadanos para salvar a la casta.

Por cierto, no se entiende el tejemaneje que se trae el Gobierno con la ETA. No sé si es que se van a presentar en coalición a las elecciones y el soltar a etarras asesinos y miserables es parte del pacto o es que son realmente tan miserables como los terroristas. No tengo ni idea, pero las bases del PP están cabreadas como monos porque, una vez en el poder, están haciendo exactamente lo contrario a lo que prometieron.

A veces me planteo para qué escribir denunciando todo lo que está pasando si a fin de cuentas lo que hoy será noticia es que Cristiano Ronaldo esté triste o que la petarda de turno diga cualquier gilipollez, pero todavía no nos cansamos ni nos rendimos. Aquí seguiremos peleando en la medida de nuestras limitadas posibilidades.

En ocasiones, iluso de mí, contaba que nos habían robado la democracia. ¡ójala fuera así! Si le echas un vistazo a nuestra historia, el régimen feudal nunca nos ha abandonado. A ver si con suerte, en algún momento conocemos algo parecido a una democracia. Así lo esperamos.

La imagen la encontré en Centro de Apoyo al Desarrollo interno.


No hay comentarios: